Donald Trump y cómo no hacer amigos insultando a los líderes políticos, el sector del entretenimiento y la prensa

El presidente estadounidense, Donald Trump, durante una reunión en la Casa Blanca.
El presidente estadounidense, Donald Trump, durante una reunión en la Casa Blanca.
Kevin Dietsch / EFE

"Estúpido", "soplón" u "horrible" son sólo algunos de los insultos que ha espetado el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a múltiples personalidades, desde políticos, activistas y líderes internacionales a actrices y profesionales del entretenimiento.

Desde que Trump pisara por primera vez la Casa Blanca como presidente de EE.UU, han sido varias las ocasiones en las que el líder ha querido mostrar su opinión, en forma de insulto, a todo aquel que no estaba de acuerdo con él o que, simplemente, no era de su agrado.

El último insulto ha sido al ex embajador de Reino Unido en EE.UU, Kim Darroch, al que Trump ha calificado de "estúpido y chiflado".

Políticos y realeza

En el área de la política ha sido en la que más ha incidido Trump, con insultos incluso al ex director del FBI, James Comey, al que despidió en mayo de 2017. En su perfil de Twitter, el presidente llamó "soplón y mentiroso" a Comey. " Todo el mundo en Washington pensaba que debía ser despedido por el trabajo horrible que hizo hasta que, de hecho, fue despedido. Filtró información clasificada, por lo que debería ser procesado. Mintió al Congreso bajo juramento", publicó Trump.

Respecto a líderes de su país, Trump publicó un tuit en contra su rival en las elecciones generales de 2016, la demócrata Hillary Clinton. "¿Cómo va a satisfacer a u país si no es capaz de satisfacer a su marido?", dijo Trump.

A pesar de que las relaciones entre EE.UU y Corea del Norte están más relajadas después del encuentro que mantuvieron los líderes el pasado mes de junio, el presidente estadounidense y el norcoreano se regalaron insultos no hace tanto tiempo. Trump llamó "gordo y bajito" a Kim Jong-Un, después de éste le calificara de "viejo lunático".

Con Reino Unido, el presidente Trump ha tenido algunas salidas de tono. Calificó de "desastre" la gestión de la primera ministra británica, Theresa May, en las negociaciones del brexit, insultó varias veces al alcade de Londres, Sadiq Khan; entre otras. La última ha sido contra el embajador de Reino Unido en Estados Unidos,  Kim Darroch, a quien calificó de "chiflado, estúpido e imbécil pretencioso". El embajador ha dimitido este miércoles, según las Oficina de Relaciones Exteriores.

"El chiflado embajador que el Reino Unido ha endosado a EE UU no es alguien con quien estemos encantados, es un tipo muy estúpido. Debería hablarle a su país, y a la primera ministra Theresa May sobre su fallida negociación del 'brexit', y no molestarse por mis críticas por lo mal que lo han gestionado. Le dije cómo debía hacerse, pero ella decidió ir por otro lado" , afirmó este martes Trump en su cuenta de Twitter. La publicación continuó con otro tuit en el que decía no concoer al embajador, pero afirmaba que le "habían contado que es un imbécil pretencioso".

Con la realeza británica también ha tenido sus momentos tensos. Por ejemplo, cuando se enteró de que la estadounidense Meghan Markle, la Duquesa de Sussex, había advetido que se iría de EE.UU si Trump ganaba las elecciones, elresidente afirmó que no sabía que "ella era tan horrible".

Contra los periodistas

El presidente estadounidense no ha tenido grandes acercamientos ni buenas relaciones con los periodistas. Un ejemplo claro fue una rueda de prensa en 2018 en la que se encontraba Cecilia Vega, corresponsal de la cadena ABC News. Trump le dijo que sabía que la periodista "no estaba pensando". "Nunca lo haces", dijo el republicano.

La CNN es una de las cadenas con las que Trump menos congenia, le ha acusado en múltiples ocasiones de "propagar fake news", e incluso llamar "tonto degenerado" a Carl Bernstein, uno de los periodistas de la cadena que, además, fue uno de los profesionales que destapó el Watergate.

Artistas y profesionales del entretenimiento

En el mundo del entretenimiento Donald Trump tampoco ha hecho demasiados amigos. Muchos le tildan de "gánster", como el actor Robert De Niro, al que el presidente respondió con un tuit: "Es un actor de muy bajo coeficiente intelectual. Está atontado por los golpes en la cabeza en Toro Salvaje", refiriéndose así a una de las películas protagonizadas por De Niro, con la que consiguió un Oscar a mejor actor.

Otra profesional de la interpretación, Meryl Streep, también fue diana para los insultos de Trump. "Ella está sobrevalorada", publicó el presidente en su perfil de Twitter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento