Tamara Falcó, sobre Isabel Preysler: "Tío Julio le puso los cuernos y mami le tuvo que abandonar"

Tamara Falcó, entrevistada en el programa 'Mi casa es la tuya'.
Tamara Falcó, entrevistada en el programa 'Mi casa es la tuya'.
TELECINCO

Tamara Falcó ha desvelado detalles sobre el carácter de su madre, Isabel Preysler, en una entrevista con Bertín Osborne en el programa Mi casa es la tuya. La hija del marqués de Griñón ha contado que vivir con su madre también tiene sus consecuencias: "Discutimos muchísimo, pero nos reímos de las cosas. Me lo paso genial con ella, de hecho, vivo con ella. No me puedo imaginar el día que me falte", se ha referido.

Eso sí, también tiene otra cara menos conocida, puesto que Preysler "nunca habla" de su vida privada: "Mi madre es súper borde en los aviones. Cuando le habla el de al lado lo mira con cara de asco", ha indicado. Asimismo, ha asegurado que Isabel Preysler "es muy maniática", y se ha referido a la anterior ocasión que fue entrevistada en el mismo programa, cuando se grabaron con las persianas bajadas. "Lo que más molestó a mi madre es que las persianas no estaban subidas cuando grabasteis", ha recordado.

Falcó ha hablado además del motivo de la ruptura entre Isabel Preysler y el cantante Julio Iglesias. "Tío Julio le puso los cuernos y por eso mami le tuvo que abandonar, porque al final, tío Julio era incapaz de no ponerle los cuernos", ha dicho.

En este sentido, ha contado una de las grandes paradojas en la vida de Preysler. "Los padres de mi madre eran súper estrictos, y una de las razones por las que la mandaron a España fue porque tenía un novio que no les gustaba y tenía fama de ligón... Y al final se acabó casando con tío Julio. Les salió el tiro por la culata", ha contado Tamara Falcó entre risas.

Falcó también se ha referido a la nueva pareja de su madre, el escritor Mario Vargas Llosa, sobre quien ha desvelado una de sus fobias, a "todo lo que tiene pepita". La hija de Isabel Preysler ha relatado una anécdota sobre la primera vez que el premio Nobel fue a casa. "Mami no paraba de comer aceitunas y él pensaba que iba a vomitar", ha añadido.

En otro momento de la entrevista, a raíz del pasado marxista de Vargas Llosa, Falcó y Osborne aprovecharon para hablar de política. "La idea comunista es súper bonita, pero al final sin ilusión ninguno podemos trabajar. Si tú trabajas el triple que yo y a mí me dan lo mismo, si solamente me puedo comprar un tipo de abrigo... Y si no me gusta el campo, ¿por qué tengo que trabajar en el campo? Al final no funciona con la naturaleza humana", ha reflexionado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento