La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha negado este miércoles que el presidente Pedro Sánchez dijera el martes al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que prefiere "el apoyo de la derecha" para su investidura, como ha asegurado la número dos de la formación morada, Irene Montero.

"No entiendo las declaraciones de Irene Montero, porque no es así, no es esa la realidad", ha sostenido Lastra en una visita a la exposición por el 140 aniversario del PSOE, donde ha pedido a Iglesias que "aclare si lo que está diciendo es si va a volver a votar en contra de la investidura de un presidente de izquierdas de la mano del PP, Ciudadanos y Vox".

"El candidato a la Presidencia nos ha comunicado que prefiere de momento buscar el apoyo de la derecha e ir posiblemente a una investidura fallida sin negociar nada", ha asegurado poco antes en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos.

Montero ha añadido que no hay "ninguna línea roja" por parte de Podemos, que está disponible a sentarse a negociar con el candidato socialista en cuanto él esté dispuesto a "buscar un gobierno de coalición progresista".

Pero cree Irene Montero que "los números son tozudos" y que el jefe del Ejecutivo en funciones no tendrá más opción que negociar después con Podemos, pues Ciudadanos y el PP ya le han dejado claro que no van a votar a favor de su investidura, en la línea de lo que ha dicho este miércoles el propio Pablo Iglesias.

"Ya vivimos esto en 2016. Entonces algunos nos quisieron hacer creer que Ciudadanos era un partido de centro, incluso un poquito de izquierdas. Hoy ya está bastante claro dónde está ubicado Ciudadanos y cuáles son las medidas que defiende para España", ha deslizado la portavoz parlamentaria.

Ha incidido también en que el partido con el que supuestamente Sánchez quiere pactar defiende un modelo de sociedad opuesto al de Unidas Podemos. "Están pactando con la extrema derecha y están favoreciendo que Vox entre en las instituciones", ha denunciado.

Sánchez tiene que "cuadrar esos números"

La portavoz parlamentaria ha recordado que es el candidato a la Presidencia el que tiene que "cuadrar esos números" de cara a la investidura, a la que se quiere someter en julio con independencia de si tiene o no los apoyos.

Y en esa línea ha dicho que la decisión de si hay repetición electoral no está en manos de Podemos sino de Pedro Sánchez, que puede elegir entre que haya "una coalición, un gobierno de derechas o una repetición electoral".

Después de que el PSOE asegurase el martes que Pablo Iglesias le trasladó al presidente en funciones que no descartaba votar en contra, Irene Montero ha comentado que no puede fijarse una posición de voto sin saber "cuál es la propuesta" del socialista.

Hay "múltiples ideas"

Preguntada sobre qué haría la formación morada si el socialista le ofreciese un acuerdo programático que no incluye ministros, ha dicho que hay "múltiples ideas" encima de la mesa pero su apuesta es un gobierno de coalición. "De momento ni siquiera nos hemos sentado a negociar", se ha quejado.

Sin embargo, la portavoz parlamentaria es optimista con la opción de llegar a un acuerdo "si el candidato Pedro Sánchez deja de mirar a la derecha" porque "los números son tozudos" y en su opinión se impondrá el acuerdo, aunque, ha apostillado, "todo se dilate más de lo que nos gustaría".