Vox ha desvelado este martes su acuerdo con el PP a nivel municipal para formar gobiernos en los ayuntamientos donde "se pueda impedir un gobierno de izquierdas". La formación de Santiago Abascal firmó un pacto con los populares que consta de dos puntos.

En el primero, explica que Vox apoyará la investidura de alcaldes para formar gobiernos de coalición en aquellos lugares donde PP, Ciudadanos y Vox sumen mayoría. Es decir, incluye a Cs en el acuerdo a pesar de que estos no lo han firmado.

En el segundo de los puntos, acuerdan que los Ejecutivos sean a tres (algo a lo que Cs se ha negado) y dan veinte días desde la fecha de investidura para dar a Vox los puestos correspondientes en "concejalías de Gobierno".

Precisamente este acuerdo es el que considera Vox que se ha incumplido por parte de Génova, por lo que da por rotas las negociaciones. "Vox ha decidido renunciar a ocupar cargos de responsabilidad en todos aquellos lugares donde se haya incumplido el acuerdo", explicó su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros. "No hemos venido a ocupar sillones".

Con esto, la formación busca ejercer presión sobre el PP, y asegura que "pasará a la oposición". Espinosa ha acusado a populares y naranjas de querer "marginar" a los suyos, algo que "no ha conseguido la izquierda". Asegura además que "no son socios de fiar".

"Lo que no tenemos es ninguna necesidad de colocar a cientos de afines en puestos carentes", aclaró el portavoz, que no dio detalles de cómo queda la situación, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Madrid.

El PP pide dejar pasar los veinte días

La respuesta del PP no se hizo esperar. "Nosotros siempre firmamos cosas que cumplimos, el PP siempre cumple sus compromisos", aseveró el secretario general, Teodoro García Egea, antes de pedir a Vox que "dejen pasar los veinte días" de plazo que marca el acuerdo. Y habló también de prioridades: "El primer punto del acuerdo es la clave: unirse para que la izquierda no gobierne, es lo que le interesa al ciudadano".

"Pido que los alcaldes puedan y deban tener el criterio suficiente para evaluar qué concejales y qué grupos tienen las capacidades", prosiguió un Egea que considera fundamental que los ayuntamientos tengan "autonomía" para decidir. Asimismo, dejó claro que en el caso de Madrid las Juntas de distrito también forman parte de la estructura del Ejecutivo municipal. No reprochó el hecho de que el pacto se hiciera público, algo que desde Génova ven "bien".

Sobre la inclusión de Ciudadanos, el secretario general aclaró que se da porque hay lugares donde ese acuerdo a tres "sí se da", pero añade que el pacto solo muestra las intenciones de "PP y Vox". Puso como ejemplo el acuerdo "asimétrico" -fórmula inaugurada en Andalucía- que han aplicado: "Hemos firmado acuerdo por un lado con Cs y por otro con Vox".

Ciudadanos se desmarca: "Solo hemos firmado con el PP"

La postura de Ciudadanos en materia de acuerdos sigue siendo la misma. "Hemos firnado un acuerdo con el PP y solo con el PP", esgrimió Inés Arrimadas desde el Congreso de los Diputados.

"Los documentos que firme Ciudadanos lo explicará Ciudadanos y vincularán a Ciudadanos, los que firmen secretarios generales de otros partidos que los expliquen ellos", sentenció, antes de añadir que en el caso de Madrid las competencias "son las que son y que estan repartidas entre PP y Ciudadanos", refiriéndose a las áreas de Gobierno.