Bradley Cooper es "arrogante y un maestro de la manipulación", según su exmujer

El director y actor estadounidense Bradley Cooper, en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), en Toronto, Canadá.
El director y actor estadounidense Bradley Cooper, en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), en Toronto, Canadá.
Warren Toda / EFE

La exmujer de Bradley Cooper Jennifer Esposito ha publicado su autobiografía en la que no deja en muy buen lugar al actor. Aunque en el libro Jennifer's Way no se menciona el nombre del protagonista de Ha nacido una estrella, según el New York Daily News, el periodo de tiempo que menciona Esposito coincide a cuando estaba con el intérprete.

La actriz habla de una pareja con la que estuvo que tenía un "lado frío" que mantenía oculto al público. Afirma que su ex era "divertido, inteligente, arrogante y un maestro de la manipulación" y asegura que "no lo encontraba tan atractivo" cuando se conocieron, pero que rápidamente se convirtieron en pareja. Efectivamente, da la casualidad de que Bradley y Esposito se casaron en diciembre de 2006 y se separaron en mayo de 2007.

La relación, en opinión de Esposito, "no era sana" y añadió: "Me sentía muy sola", antes de asistir a un seminario en Los Ángeles, después de lo cual la relación "alcanzó un punto mínimo" y en una semana terminó.

Hablando sobre la ruptura, dijo que fue "abrupta con rudeza y con la insensibilidad que esperaba de él".

Bradley no es dado a hablar sobre su vida personal, pero del divorcio con Esposito se limilitó a decir que "fue algo que sucedió, pero lo bueno es que ambos nos dimos cuenta de que no funcionaba". Tras el fiasco con Esposito estuvo dos años con la modelo Suki Waterhouse, 12 años más joven que él.

La siguiente en la lista fue Irina Shayk, con quien tuvo a Lea De Seine, pero se han separado después de cuatro años juntos. La ruptura con Shayk ha puesto en el foco a Lady Gaga con quien Cooper protagonizó Ha nacido una estrella y se especula con que entre ellos pudo haber algo más que trabajo. La actuación en los Oscars 2019 en la que ambos interpretaron Shallow de un modo tan íntimo pudo ser la gota que colmó el vaso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento