Tal y como se venía rumoreando desde hace tiempo, el actor Bradley Cooper y la modelo Irina Shayk han roto su relación tras cuatro años juntos, según ha confirmado People.

Al parecer, la pareja está valorando de forma conjunta y amistosa la mejor manera de compartir la custodia de su hija Lea De Seine, nacida en 2017, sin perjudicar a la pequeña.

La ruptura ya es total y parece ser que Irina Shayk ya ha hecho las maletas para abandonar la casa que compartía con su pareja en Los Ángeles, según informa Daily Mail.

La pareja había tratado de arreglar las cosas por su hija, según una fuente de E! "Mejoraban un un poco, pero luego volvían al mismo punto, lo que les hacía preguntarse si ser pareja es lo mejor", comenta la fuente quien aseguró que trataban de continuar juntos por la niña "pero ninguno de los dos estaba muy contento".  Por lo visto, según E! Cooper y Shayk pasaron un tiempo separados para ver si las cosas mejoraban entre ellos.

Bradley Cooper, de 44 años, y la modelo rusa de 33, comenzaron a salir en la primavera de 2015 después de que ella terminase con el futbolista Cristiano Ronaldo.

Los rumores sobre una crisis de pareja alcanzaron su auge cuando todo el mundo contempló la gran química existente entre Cooper y Lady Gaga, con la que trabajó en Ha nacido una estrella, su primera película como director.

Aunque la rumorología que acompañaba a esto se acabó cuando terminó la promoción de la cinta, Shayk sigue con la mosca detrás de la oreja. Y hasta la célebre cantante tuvo que quitarle hierro al asunto tras su pasional interpretación del tema principal de la cinta, Shallow, en la pasada gala de los Oscar.

"La gente vio amor entre nosotros. Pero adivina: eso es justo lo que queríamos que viesen", dijo Gaga para que se comprendiese que todo lo que ocurría entre ellos formaba parte de una ficción.

Por su parte, Lady Gaga canceló su compromiso con Christian Carino hace unos meses.