Rodrigo Rato
El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, da el tradicional toque de campana en el inicio de la negociación en Bolsa de las acciones del grupo. EFE/Ballesteros

Los peritos judiciales cedidos por el Banco de España al juez instructor de la salida a bolsa de Bankia han insistido este lunes ante la Audiencia Nacional en que las cuentas que utilizó la entidad para el debut bursátil de 2011 "no reflejaban su imagen real" e incumplían con la normativa contable del organismo regulador.

Durante la prueba conjunta que desde este lunes enfrenta a 13 expertos propuestos por acusaciones y defensas, Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras han ratificado los seis informes que aportaron al caso desde 2014.

Como prueba de que la contabilidad de Bankia no era veraz está el hecho de que tuviera que ser reformulada en 2012, algo que "no se hizo en ninguna otra entidad de este país" pese a que la crisis económica y financiera, la mayor que se recuerda, fue igual para todas las entidades.

Aunque los motivos que llevaron al actual equipo de José Ignacio Goirigolzarri a reformular las cuentas de 2011 tras la salida del entonces presidente Rodrigo Rato serán evaluados en un punto más avanzado del peritaje, ambos peritos han incidido en que no se debió únicamente a los efectos de la segunda recesión, sino a los innumerables "errores contables" de los anteriores gestores.

En tono contundente, Sánchez Nogueras ha rechazado que el adelanto de las conclusiones preliminares del informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), crítico con el estado de Bankia en la primavera del 2012, o la entrada en vigor de los dos "decretos Guindos", hicieran imprescindible la reformulación de las cuentas del ejercicio anterior, que pasaron de arrojar un beneficio de 239 millones a pérdidas superiores a 3.000 millones.

El resto de peritos de parte ha tratado de desacreditar a Nogueras y Busquets con distintos argumentos. El catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Carlos III Juan José Zornoza ha explicado que los dos peritos han reconocido "cosas contrarias a la evidencia", como prueba el informe del Banco de España que dice que en 2011 "se cometió el mayor error de previsión de la historia".

Sánchez Nogueras y Busquets han rechazado este extremo y han afirmado que el grupo BFA-Bankia e incluso el Banco de España dispusieron de la misma información en la época de los hechos. "Los problemas se conocían, pero el afán de cada día hacía que hubiera que apartarlos", ha indicado Busquets, que ha aclarado que cualquier discrepancia con el trabajo de su compañero se debe a meras "diferencias temporales", sin mayor trascendencia.

Cinco años de prisión para Rato

Otros peritos de parte les han atribuido no respetar las normas elementales para realizar un trabajo de esta índole, como ha hecho Miguel Ángel Berzal, propuesto por BFA, o la pretensión de erigirse en juristas y hacer afirmaciones de índole legal, cuando su formación es económica, como ha asegurado el catedrático de Economía Leandro Cañibano.

Sánchez Nogueras y Busquets forman parte de la lista de peritos propuestos por la Fiscalía Anticorrupción, que pide hasta cinco años de prisión para los antiguos administradores de Bankia (Rodrigo Rato, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú) por presunta estafa a inversores.

Delito al que se suma el de presunta falsedad contable, que achacan las acusaciones particulares y populares, como la que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), a una treintena de exdirectivos y al socio auditor.