Pablo Casado y Juan José Cortés
El presidente del PP, Pablo Casado, con Juan José Cortés. EUROPA PRESS

El diputado del PP por Huelva Juan José Cortés, padre de la pequeña Mari Luz, asesinada en 2008, ha declarado en el Congreso la percepción de una pensión por incapacidad permanente absoluta, pero será la Comisión del Estatuto del Diputado la que decidirá si puede compatibilizarla con su salario como diputado.

Este tipo de incapacidad es, por norma, incompatible con el ejercicio de ningún trabajo. Sin embargo, según han informado fuentes del Congreso a 20minutos, la actividad como diputado no es un trabajo, sino una función representativa, y no existe relación laboral entre la Cámara y el diputado.

Asimismo, la asignación que cobran los parlamentarios es incompatible con otros ingresos públicos, por lo que la Comisión del Estatuto del Diputado, que se encarga de autorizar o no las actividades privadas de sus señorías y que todavía no está formada, tendrá que estudiar el caso de Cortés y decidir si ambas retribuiciones son compatibles.

En el caso de que resuelva que las dos asignaciones no se pueden percibir de manera simultánea, Cortés deberá renunciar a una de ellas.

El número uno al Congreso por Huelva percibió el año pasado 25.780 euros en concepto de pensión por incapacidad permanente absoluta, mientras que el salario básico de los parlamentarios asciende a 2.972,94 euros al mes en catorce pagas. A esta cantidad hay que añadir una asignación para gastos y otros complementos si el diputado desempeña otras funciones, como miembro de la Mesa, de la Junta de Portavoces o tiene un cargo en una comisión.

Esta decisión se demorará previsiblemente hasta después de la investidura, cuando se compondrán las diferentes comisiones del Congreso.

Solo cabe esperar

Fuentes parlamentarias del grupo popular han recalcado a 20minutos que ahora mismo solo cabe esperar a que la Comisión del Estatuto se pronuncie, puesto que corresponde a este organismo resolver. Asimismo, han apuntado que es el propio diputado quien deberá tomar la decisión de conservar o no ambas asignaciones en el caso de que sean compatibles, sin la intromisión del grupo y mientras se respete la normativa.

En ocasiones anteriores esta comisión sí ha autorizado la compatibilidad del sueldo de parlamentario con otras pensiones públicas.

También percibió ingresos públicos en 2018 el diputado de Podemos por Zaragoza Pablo Echenique, que sufre una atrofia muscular espinal que le obliga a moverse en una silla de ruedas motorizada. Así, ha declarado que el año pasado recibió 3.569 euros por una prestación por la Ley de Dependencia para cuidados en el entorno familiar.