Niños
Imagen de recurso de dos jóvenes bromeando. GTRES

Ya son dos casos, en Pinto y en Granada, del peligroso y "estúpido" nuevo reto viral detectado por la Policía se ha bautizado como 'juego de la muerte', que consiste en estrangular a otra persona para ver cuándo tiempo puede aguantar sin oxígeno. El último, en la localidad madrileña, ha provocado la hospitalización de una menor de 12 años.

El reto se basa en ahorcar a alguien hasta la inconsciencia. Este peligroso reto viral procede de lugares como México, donde se ha convertido en un problema y donde se practica colgándose de una soga y tratando de permanecer así el mayor tiempo posible.

La Policía Local de Granada y el servicio de Emergencias de esta ciudad han manifestado en redes sendas alertas por esta práctica detectada entre adolescentes y han instado a familias y profesorado a alertar a los menores de los riesgos de esta "aberrante" práctica, también llamada 'mata león'.

"Esta estúpida acción puede causar graves daños neuronales e incluso la muerte", ha advertido la Policía Local de Pinto.

La Policía Local de Granada, que esta semana acudió a un IES en el que detectó a menores de ESO grabándose con el móvil y subiendo a redes sociales el 'reto', es clara: "Si 'quien juega con fuego, puede acabar quemado', quien juega con la muerte, puede terminar matando a alguien. Dejar sin oxígeno un cerebro puede ocasionar convulsiones, daños neuronales irreparables e incluso la muerte. Esto no es ningún juego ni tiene ninguna gracia".

Charlas informativas

Ante estos graves sucesos, la dirección del instituto de Granada solicitó a la Policía Local que ofreciera una charla a los jóevesnde segundo y tercero de la ESO para conciencia a los alumnos de la peligrosidad de este tipo de juegos.

En ellas no solo se abordaron las consecuencias físicas de quienes se dejan estrangular por sus compañeros sino también las penas legales que puede conllevar para quienes ahogan a sus compañeros, provocándoles serios daños en la salud e incluso la muerte.

La Fiscalía ha recibido un informe de la dirección del centro de Granada en el que explica las medidas que se han adoptado con estos jóvenes tras tener conocimiento de su implicación en esta peligrosa práctica. A la Fiscalía de Menores no le constan denuncias de los padres de estos adolescentes y está a la espera de recibir los resultados de la investigación de la Policía Local para estudiar el caso que, "en un principio", podría no tener relevancia penal si se confirma que no se han producido lesiones y que se ha tratado de una acción consentida por todos los participantes, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio Público.

La Fiscalía lo analiza

La dirección del centro ha informado a la Fiscalía de las acciones que ha llevado a cabo hasta el momento. Así, ha mantenido un encuentro con los menores y sus padres para abordar lo sucedido y se ha explicado a los jóvenes los riesgos de esta clase de retos.

El Ministerio Público analizará toda la documentación visual y los datos que le envíe la Policía Local para decidir si abre diligencias de investigación sobre este asunto, en el que se estudiará también si ha podido existir una "desprotección del menor" en algún sentido.