PVasco.- Las Emergencias de Osakidetza atienden a más de un millar de llamadas al día
Las Emergencias de Osakidetza atienden a más de un millar de llamadas al día. EUROPA PRESS/ARCHIVO

El sindicato ESK ha denunciado que Osakidetza ha rescindido el contrato a la anestesista Marta Macho, una de las denunciantes de las presuntas filtraciones en la última OPE del Servicio Vasco de Salud, en un gesto que ha calificado de "represión".

Según ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación el representante de ESK en Osakidetza, Patxi Nicolau, el Servicio Vasco de Salud ha comunicado este miércoles a Macho que rescindirá su contrato el 31 de mayo.

Esta comunicación se produce un día después de que ella se ratificara ante la jueza que investiga las presuntas irregularidades en la OPE de Osakidetza de la existencia de filtraciones en los exámenes. Nicolau ha relatado que Macho está trabajando como anestesista en el Hospital del Alto Deba (Gipuzkoa) con un contrato por sustitución de una persona que tenía reducción de jornada.

Ha comentado que le han explicado que esta persona va a coger una excedencia y por lo tanto su contrato se finiquita. "Según la normativa de contratación de Osakidetza esto no puede ser así", ha subrayado Nicolau, quien ha asegurado que si una persona que está realizando una tarea de sustitución de otra y esta coge la excedencia su sustituta "tiene que continuar en el mismo puesto de trabajo por el hecho de dar estabilidad a la contratación".

"Qué casualidad que después de las declaraciones de ayer, hoy le comuniquen esa rescisión", ha afirmado Nicolau, quien ha emplazado a la dirección del Hospital del Alto Deba y a la de Recursos Humanos de Osakidetza a dar una explicación. En opinión de Nicolau esto no es una "casualidad" sino que se trata de una "represión".

Tras la declaración ayer de Marta Macho y del propio Nicolau como testigos en este procedimiento, este miércoles comparecen los otros dos médicos que denunciaron las presuntas filtraciones, Manoel Martínez y Roberto Sánchez, así como la exdirectora general de Osakidetza María Jesús Múgica.

Tanto Martínez como Sánchez han afirmado antes de testificar que van a "confirmar" lo que siempre han dicho desde el principio. "Sabemos que esto es una red organizada que siempre ha funcionado así en Osakidetza, que así se consiguen las plazas de médicos en Osakidetza", ha recalcado Roberto Sánchez. Ha añadido que los exámenes son un "teatralización" y que todos saben a quién van a corresponder las plazas. "Se sabe en Osakidetza y se ha aceptado. Tarde o temprano se tendrá que reconocer".

La misma idea ha defendido Manoel Martínez, quien ha asegurado que ante la jueza dirán lo que saben por su experiencia laboral y por lo que se comenta en sus puestos de trabajo "todos los días". "No tenemos nada que ocultar. Venimos a declarar lo que sabemos y sabe todo el mundo en Osakidetza", ha concluido Martínez.