Madrid Central
Imagen de la señalítica vertical instalada para informar a los conductores de los accesos a Madrid Central. JORGE PARÍS

Pese a que la formación de Manuela Carmena ha sido la más votada, el bloque de la derecha ha sido el que ha imperado en las elecciones municipales y autonómicas de este domingo en Madrid.

La suma de PP, Ciudadanos y Vox implica una mayoría absoluta que entregaría la alcaldía previsiblemente a José Luis Martínez-Almeida, que contaría con el soporte de Isabel Díaz-Ayuso en la comunidad si se repite esa misma suma de fuerzas.

¿Qué va pasar entonces con Madrid Central, medida estrella impulsada por Carmena? Que lo que pase con esta iniciativa, aún en proceso de total implantación, importa a los ciudadanos puede evidenciarse mirando Twitter. Esta red social tiene a Madrid Central como uno de los principales trending topics durante la mañana post-electoral.

Pues no parece que haya muchas dudas. Martínez-Almeida ha repetido en numerosas ocasiones y de forma tajante, incluida una entrevista concedida a 20minutos previa a las elecciones, que "va a dejar de existir". Eso sí, cómo revertirá Madrid Central,  iniciativa que ha criticado por pensar solo en el distrito Centro olvidando otros y apoyarse  únicamente en prohibiciones y restricciones, no está aún claro.

Vox también incluía en su programa su eliminación, pero su otro potencial socio de gobierno, Ciudadanos, no planteaba su eliminación sino su mejora, por ejemplo estudiando permitir la entrada de vehículos con etiqueta de la DGT por la Gran Vía.

Las alternativas del dirigente del PP para solucionar los problemas de movilidad de Madrid y mejorar la calidad del aire pasan por apostar por un "ámbito espacial distinto, que atañe a todas las entradas de los coches por el perímetro de la M-30"; fortalecer el transporte público, el uso de la moto y la bicicleta;  implementar 15.000 nuevas plazas de aparcamiento;  bonificar los vehículos ambientalmente sostenibles; poner el foco en la renovación de calderas o flotas de transportistas y taxis; y remodelar la Plaza de Carlos V, el nudo norte y el de Manoteras y ampliar Madrid Río.

Y por la propuesta más ambiciosa de Martínez-Almeida: soterrar casi cuatro kilómetros de la A-5 (la autovía del Suroeste o de Extremadura) y crear una zona verde de 80.000 metros cuadrados.

Dejando a un lado la movilidad y la calidad del aire, entre sus promesas electorales también se encontraba la reducción de impuestos, como bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al mínimo (del 0,51% al 0,4%). Martínez-Almeida había criticado con frecuencia a Carmena por subir  350 millones de euros en impuestos en cuatro años teniendo en cuenta que la ciudad contaba con 1.000 millones de superávit.  

También prometió recuperar bonificaciones para familias numerosas  o ejecutar todo el presupuesto de limpieza para reducir la suciedad de las calles.  

Además pretende impulsar el papel de la Policía Municipal, cuyo papel "no se ha respetado".  En la misma entrevista a este medio afirmaba que el equipo que ahora tendrá que abandonar la alcaldía "ha amparado, cuando no incitado, determinados comportamientos antisociales: ocupación ilegal, venta ambulante ilegal, pintadas, etc".  Declaraciones que tal vez se traduzcan en la recuperación de los antidisturbios municipales (UCS o Unidades Centrales de Seguridad).

El Ayuntamiento de Madrid se enfrentó a una denuncia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) por la disolución de las dos unidades que había en 2016. Pese a que el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 9 de Madrid dio la razón a este sindicato un año más tarde, Carmena no las recuperó.

Madrid Central

Grupo Cerrado Unirte al grupo de Facebook

Todo sobre el proyecto de 'Madrid Central'. Las fechas clave, los mapas, las novedades, noticias, el mejor debate, y, por supuesto, las respuestas a todas tus dudas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.