Pablo Iglesias
Pablo Iglesias ondea la bandera canaria con las estrellas verdes. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aderezó este viernes su habitual advertencia a los votantes progresistas de que el PSOE siempre está dispuesto a pactar con la derecha con una coletilla singular: que, "si en España no va a ser posible es porque Rivera se ha vuelto loco y pasa por la derecha a Vox".

Iglesias intervino en el mitin de cierre de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de Unidas Podemos, que se celebró en La Laguna (Tenerife), y allí, como los días pasados en otras comunidades y como en la campaña de las generales, alertó contra el peligro de ese pacto del PSOE a la derecha para presentar a su candidatura como el "voto útil" de la izquierda.

"El PSOE siempre se guarda la carta de llegar a un acuerdo con la derecha", advirtió. "Y, si en España no va a ser posible, es porque Rivera se ha vuelto loco y pasa por la derecha a Vox. Pero aquí se guardan la carta de llegar a un acuerdo con Coalición Canaria". Por eso, a los votantes socialistas que quieran decir "con Coalición Canaria no", como hicieron los militantes de Ferraz en la noche de las elecciones generales cantando "con Rivera no", les invitó a decantarse por el "único voto útil" para evitar que eso ocurra: el de Unidas Podemos.

En una Plaza de la Concepción de San Cristóbal donde su parlamento hacía eco y generaba curiosas reverberaciones en frases como "la gente no es idiota, ota, ota, ota…", Iglesias comenzó emplazando a los tinerfeños a aprovechar su "oportunidad histórica de acabar con un régimen de 26 años de Coalición Canaria", de forma que el nombre del archipiélago no se relacione con nombres como Fernando Clavijo (presidente del Gobierno autonómico", Ana Oramas (portavoz en el Congreso o José Manuel Soria (el exministro de Industria).

"Sólo hay un voto útil para que eso ocurra", emplazó a sus oyentes , advirtiendo de este supuesto pacto entre el PSOE y Coalición Canaria, y vaticinando que muchos votantes de Pedro Sánchez se decantarán por ello por Unidas Podemos en las autonómicas del archipiélago, porque, con su marca Sí Se Puede, son la única garantía de que se apliquen políticas de izquierdas.

El líder de Podemos reiteró sus llamamientos a que los trabajadores tengan la misma conciencia de clase que los poderosos cuando se compran políticos incorporándolos a sus consejos de administración, y su anuncio de que para el hipotético Gobierno de coalición no le pedirá a Sánchez "nada que sea difícil" sino los derechos que recoge la Constitución-

También volvió a acordarse del presidente de Inditex, Amancio Ortega, y lo incluyó entre los "caraduras que utilizan mecanismos de elusión fiscal" y luego se hacen "propaganda" regalando aparatos al Sistema nacional de Salud. "¡Que paguen más impuestos, que la gente no es idiota!", proclamó, con el mencionado efecto sonoro del eco enviando sus palabras a oleadas contra las paredes.

Más novedoso fue que pidiera a un asistente ("Préstame la bandera de las siete estrellas") la enseña canaria que ya ondeó en su mitin de Las Palmas en la campaña de las generales, en un gesto que le criticaron por supuestamente independentista el presidente del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera.

Iglesias les acusó de haber "insultado a todos los canarios" y a Coalición Canaria de que "miró para otro lado". El líder de Podemos se declaró "orgulloso de ser español" pero también de homenajerar "una bandera popular" y quiso concluir en general que "cuando se respeta la diversidad y las distintas identidades es cuando los pueblos caminan juntos".

La otra anécdota del último mitin se produjo cuando sonaron una campanas cuyo tañer anegaba la voz de Iglesias, y él se sobrepuso con un desafío al imprevisto que sonó a ficción similar a Juego de Tronos: "Que suenen las campanas, que no van a evitar que lleguen los dragones, no con fuego sino con justicia social y democracia".