Azúcar Moreno
Las Azúcar Moreno, Toñi y Encarna Salazar, en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (Madrid). GTRES

Desembarcaron en Honduras prometiendo momentos inolvidables y giros de guión imprevisibles. Sin embargo, Toñi y Encarna Salazar han decidido abandonar Supervivientes hartas, dicen, de la presión que se está ejerciendo sobre ellas. En privado vociferan contra un concurso que les ha devuelto a una actualidad que parecía imposible. En cualquier caso, está claro que han perdido una batalla que les puede ocasionar más de un problema, sobre todo en lo económico.

las Azúcar Moreno tendrán que afrontar una amonestación monetaria por dejar plantada a una productora y a una cadena de televisión que había confiado en ellas. La organización se siente (lógicamente) decepcionada con la actitud de las cantantes y mostrará su disconformidad durante la gala que se emitirá esta noche.

Nadie entiende el airado abandono y más teniendo en cuenta los incontables problemas financieros que asfixian a las hermanas. Sobre todo a Toñi, que se enroló en esta aventura con el sueldo embargado por una deuda de 18.000 euros contraída con su abogada, Teresa Bueyes. 20Minutos ha podido saber que en el despacho de Bueyes no solo consta este impago por parte de la familia.

Borja Rilo, el hijo de la cantante, también debe el pago de los honorarios de Bueyes por defenderle de un intento de homicidio y de estafa a un centro comercial del que intentó llevarse una bicicleta de alto coste por una de valor inferior cambiando las etiquetas de los productos. Si en las próximas semanas no hace frente al pago acordado se le requerirá judicialmente.

Así las cosas, el verano se avecina más que complicado para Toñi y Encarna que, además, habrían perdido cuantiosos ingresos al cancelar una gira por Portugal para poder participar en el exitoso reality de supervivencia.