La Moncloa
Palacio de la Moncloa. 20MINUTOS.ES

El luto es una muestra externa del sentimiento de duelo ante el fallecimiento de una persona. En caso de catástrofe o muerte de alguna persona relevante, se declara el luto oficial.

El luto oficial regula el comportamiento de las personalidades públicas y los miembros de la familia real. Además, puede tener varios ámbitos: nacional, regional o local, según la relevancia del fallecimiento.

En España, el Consejo de Ministros es la autoridad que puede decretar un determinado tiempo de luto nacional, con su correspondiente publicación en el Boletín Oficial del Estado. El luto oficial cuenta con el respaldo de la familia real y de distintas personalidades que acuden en representación de la ciudadanía.

Las señales de duelo varían de un país a otro, pero suele conllevar el izado a media asta de las banderas en edificios públicos. Las banderas no se izan directamente a media asta, sino que se izan por completo y luego se arrían a media asta.

Las banderas en el exterior deben mostrarse solas o en compañía de otras pero sin visibilidad de ningún signo. En el interior, sin embargo, es común que las banderas aparezcan junto a un lado o crespón negro.

El luto es piramidal, lo que significa que si España está de luto, todas las banderas que acompañen a la bandera nacional también lo estarán porque forman parte del territorio. Si el luto se decreta solo en una Comunidad Autónoma, todas las banderas de su jurisdicción territorial estarán de luto, pero no la nacional.

El luto nacional decretado tras la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba (de 28 horas) se une de este modo a los lutos declarados por los expresidentes Leopoldo Calvo-Sotelo o Adolfo Suárez, aunque en ambos casos fue de tres días.