Policía Nacional
Un vehículo de la Policía Nacional. POLICÍA NACIONAL/ARCHIVO

La mujer asesinada en la localidad madrileña de Parla había reanudado la convivencia con su pareja pese a que previamente había conseguido una orden de alejamiento que pesaba sobre su supuesto agresor, al que busca la Policía, según han indicado fuentes de la investigación.

La Policía halló su cadáver, que presenta signos de violencia, y según los primeros indicios podría haber sido víctima de un caso de violencia machista, aunque los investigadores por el momento no descartan ninguna hipótesis.

Fuentes municipales han indicado que la mujer estaba protegida por el protocolo de atención a las víctimas de violencia machista VioGen con nivel de riesgo bajo.
Según han indicado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, los agentes de la Comisaría de Parla recibieron el aviso de la desaparición de la mujer, nacida en 1972, ya que hacía algunos días que sus allegados no sabían nada de ella.

Tras comprobar que la víctima había denunciado episodios de violencia machista, los investigadores trataron el caso como una desaparición inquietante e inmediatamente comenzaron las pesquisas.

Después de no localizarla en los lugares que habitualmente frecuentaba, a las 23.00 h de este sábado los agentes decidieron entrar en el domicilio, ubicado en el número 20 de la calle Reyes Católicos de la localidad.

Allí encontraron el cuerpo de la mujer con signos de violencia. El caso está bajo secreto de sumario.

El alcalde de Parla ha decretado tres días de luto a partir de este lunes en el municipio, que celebrará además un minuto de silencio en repulsa por el asesinato.

Consulta aquí más noticias de Madrid.