Garrido ya es uno más en Cs: saludo con Rivera y sin declaraciones

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.
Kiko Huesca / EFE

El miércoles fue el día D para Ángel Garrido y Ciudadanos. El jueves ha sido el primer capítulo del expresidente de la Comunidad de Madrid como uno más, e importante, de la formación naranja. Garrido acudió, escoltando a Ignacio Aguado, al desayuno informativo protagonizado por Albert Rivera en la previa del cierre de campaña.

Garrido llegó al evento acompañado por el propio Aguado, pero también por un Albert Rivera a quien saludó afectuosamente. Eso sí, el expresidente madrileño rechazó hacer algún tipo de declaraciones. No aclaró si había hablado con Pablo Casado en las últimas horas.

Tampoco Rivera abordó el tema con los periodistas antes de empezar su intervención. Solo José Manuel Villegas, el secretario general, comentó que el PP "está desinflándose", en alusión a las últimas marchas.

"Esta es la casa común de la libertad", dijo Rivera, antes de dar la bienvenida a Garrido, de quien valoró su "valentía". Cree que el expresidente madrileño ha dado el paso para "defender sus valores". "No hay que ser del PP o del PSOE hasta la muerte". De hecho, aseguró que se fundó Cs para que no todo fuera izquierda y derecha. "Este es un país libre", dijo para defender la llegada de Garrido. Avisó a ambos partidos que miren "por qué pierden militantes y votantes, ¿se lo han preguntado?". Es más, dio como un punto fundamental los casos de corrupción para estas fugas. "Algo habrán hecho mal".

Para el presidente de Cs, al bipartidismo se le va "su gente" igual que se les marchan "los votantes". Aprovechó esas palabras para defender su política de fichajes: "Yo quiero construir un proyecto ganador".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento