Encuentro con Ida Vitale, Premio Cervantes 2018, en la Biblioteca Nacional de España
Encuentro con Ida Vitale, Premio Cervantes 2018, en la Biblioteca Nacional de España Eduardo Parra - Europa Press

La poeta uruguaya Ida Vitale ha dado el pistoletazo de salida este lunes 22 de abril a la semana cervantina con un encuentro en la Biblioteca Nacional en el que ha reclamado que las escuelas "obliguen a leer antes" El Quijote.

"Habría que obligar a leerlo antes y explicarlo, porque es un breviario para la vida: está todo ahí", ha defendido la escritora, Premio Cervantes 2018, quien cree que su obra está vinculada a la del autor de El Quijote por "el buen humor".

Vitale ha calificado el libro de Cervantes como el de su "vida", un "tratado de psicología" que le sirvió para "escoger a los amigos". "Empecé a buscar a Quijotes y Sanchos: ahora me parece más facil encontrar a Sanchos en vida que a Quijotes", ha apuntado.

La autora ha reconocido ser "un bicho nocturno" y no saber "qué se espera de ella" en esta semana de reconocimientos, en la que está "improvisando". A sus 95 años, ha dejado también un lamento: "¿Por qué no llegó diez años antes este premio, que podría responder mejor?".

A la conclusión del acto, se ha dirigido al Instituto Cervantes para depositar en La Caja de las Letras un manuscrito de su 'maestro' José Bergamín, con el que coincidió varios años en Montevideo, titulado Crítica trashumante.