Trillo declara al juez que no tuvo nada que ver con el alquiler del Yak-42 accidentado

  • 62 militares españoles murieron cuando el avión se estrelló en Turquía.
  • El ex ministro de Defensa ha respondido por escrito al juez.
  • El sucesor de Trillo, José Bono, declarará el 3 de abril.
Trillo, en el lugar del accidente del Yak-42 (EFE/ARCHIVO)
Trillo, en el lugar del accidente del Yak-42 (EFE/ARCHIVO)
EFE

El ex ministro de Defensa Federico Trillo ha declarado que la responsabilidad de la contratación del avión Yak-42 , que se estrelló en Turquía en 2003, era del Estado Mayor Conjunto (EMACON) y que él no tuvo ninguna competencia en este asunto.

Su declaración, que fue presentada al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska por escrito, ha sido puesta a disposición de las acusaciones particulares en la causa, constituidas por los familiares de los 62 militares fallecidos en el accidente. Federico Trillo se acogió al derecho a declarar por escrito que tiene como ex ministro.

El ex ministro ha contestado a las preguntas que le hizo llegar el juez en un cuestionario que consta de 23 páginas. En ellas reitera que él no tuvo nada que ver con el alquiler del avión accidentado, según han señalado fuentes de las familias.

El siguiente en declarar como testigo en la causa, que se ciñe exclusivamente a la parte de la contratación del avión, será el sucesor de Trillo al frente del Ministerio de Defensa, José Bono, que ha sido citado para el próximo 3 de abril a las 10.00 horas.

Además de Bono, falta por testificar Carol Norma, representante legal de Chapman Freeborn, la compañía británica contratada por la agencia NAMSA de la OTAN, contratista de los aviones. El juez ya ha tomado declaración a cuatro mandos militares, al ex presidente de la Asociación de Familiares de las víctimas Alfonso Agulló, al entonces secretario general de Política de Defensa, Javier Jiménez Ugarte, y al perito aeronáutico designado a petición de las familias, Cecilio Yustas.

Fernando Grande-Marlaska investiga el accidente del Yak-42, ocurrido en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003, en la parte relativa a la contratación del aparato, después de que la Sala de lo Penal le obligara a reabrir la causa que él mismo había archivado el pasado junio. En el accidente murieron 62 militares españoles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento