La DGT 'invita' a visitar la cárcel, el hospital o el cementerio en Semana Santa

Campaña de la DGT
Campaña de la DGT
DGT
La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte en su nueva campaña de concienciación con motivo de la operación de Semana Santa del "Top vacacional" con los tres destinos en los que puede acabar un conductor infractor: el hospital, la cárcel o el cementerio.

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte en su nueva campaña de concienciación con motivo de la operación de Semana Santa del "Top vacacional" con los tres destinos en los que puede acabar un conductor infractor: el hospital, la cárcel o el cementerio.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, apuesta por la prevención y por remover conciencias con las campañas 'duras', aunque esta última la define como "amable". La campaña 'Top Vacacional' muestra diferentes 'destinos vacacionales' como el cementerio, la cárcel o el hospital como si se tratara de la promoción de un paquete de vacaciones.

En los 10 días que supone la operación de Semana Santa se concentra la mayor cantidad de accidentes de tráfico de todo el año, por lo que la DGT tratará de paliar el número de muertos en las carreteras en este período —el año pasado fueron 31 fallecidos y 159 heridos graves— con 400 agentes más de la Guardia Civil, que serán un total de 9.200.

Al margen de la concienciación, serán 724 los puntos de control de velocidad, 62 radares de tramo, 557 radares móviles en vehículos de la Guardia Civil, 10 helicópteros y ocho drones los que estarán vigilantes de la responsabilidad de los conductores. Asimismo, durante estos 10 días habrá 264 vehículos camuflados para detectar infracciones y que se centrarán en las carreteras convencionales, donde se concentra la mayoría de accidentes.

No obstante, la Dirección General de Tráfico espera que el número de muertos baje respecto al año anterior con la entrada en vigor de la limitación a 90 kilómetros por hora en las carreteras convencionales, según expresó Pere Navarro. Y es que el 75% de los fallecidos la pasada Semana Santa perdieron la vida en este tipo de carreteras, la mitad de los casos por salidas de la vía. Asimismo, a la DGT le preocupan "especialmente" los motoristas y los conductores mayores de 65 años. Estos últimos supusieron 10 de las 31 muertes registradas la pasada Semana Santa en carreteras españolas.

"Las autopsias hechas a los conductores fallecidos en Semana Santa señalan que cuatro de cada 10 superaban el límite de alcohol permitido", explicó el director general de Tráfico. Por tanto, se intensificarán los controles preventivos, dado que en estas fechas son más quienes tienen accidentes provocados por el alcohol.

De hecho, si el resto del año el alcohol estaba presente en uno de cada cuatro muertos en carretera, durante la Semana Santa esta proporción se eleva al 40%. "Beber pueden beber lo que quieran, pero lo que pasa es que no pueden conducir", insistió Navarro, que precisó que la mayoría de accidentes en estos días se dan después de comer. Y es que "un exceso de velocidad, un 'whatasapp' conduciendo o una copa de más nos puede llevar a destinos que no preveíamos; arriesgar no vale la pena", concluyó el director general de Tráfico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento