Leones
A la izquierda, restos hallados de un cazador furtivo y la derecha, un grupo de leones. TWITTER SA POLICE / WIKIPEDIA

Un cazador furtivo que se encontraba en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, en busca de rinocerontes, murió esta semana atacado por un elefante, según la Policía sudafricana, y su cuerpo fue devorado después por leones.

Según una nota de prensa de la Policía, los agentes recibieron un aviso el pasado lunes de que un furtivo había sido atacado por un elefante, y que había perdido la vida en el suceso. El hombre estaba acompañado de otras personas, que se dieron a la fuga.

Los agentes y los rangers del parque iniciaron una búsqueda hasta que encontraron un cráneo humano reciente y restos de sus ropas. "Las pruebas indican que una manada de leones devoró los cuerpos", explicó Don English, uno de los rangers del parque, al Daily Mail.

En una investigación posterior, los acompañantes del furtivo muerto, cuatro en total, fueron localizados y detenidos por la policía.

El director gerente del Parque Nacional Kruger, Glenn Phillips, ha transmitido sus condolencias a la familia de la víctima. "Entrar ilegalmente y a pie en el Parque Nacional Kruger no es muy inteligente. Hay muchos peligros y este incidente es la prueba de ello", ha explicado Phillips. "Es muy triste ver a las hijas llorando a su padre y aún peor haber podido recuperar tan poco de sus restos", ha añadido.