Telma Ortiz
Telma Ortiz, en una foto tomada en abril de 2012 en Barcelona. GTRES

Mucho se ha escrito sobre cómo la reina Letizia está criando a las infantas Leonor y Sofía: muy poca televisión, dieta sin azúcares... pero apenas se tienen datos de su hermana, Telma Ortiz, quien lleva una vida lejos de la prensa en Barcelona y que tiene una filosofía muy parecida a la de la monarca.

En un extenso reportaje que ha publicado Vanitatis, los secretos de la hermana de Letizia Ortiz han salido a la luz pública y por fin se conoce cómo vive Telma Ortiz en la Ciudad Condal.

Para empezar, es vegana y no deja de hablar de ello, aseguran sus amigas, quienes han sido las confidentes que han revelado algunos de estos detalles.

"Está obsesionada por lo sano, suele contarnos sus dietas y aconsejarnos para que comamos bien: nada de azúcar, por supuesto, todo fresco, si puede ser ecológico mejor, mucha verdura, nada de fritos. Lo típico", comentan.

Además, no hay televisión en su casa, una de las decisiones de las que más presume Telma. Y eso que, cuentan, tradicionalmente en su casa se ha visto siempre Eurovisión.

Sí, padre, madre e hijas se sentaban frente al televisor para presenciar la gala en una especie de tradición y momento de reunión familiar. Telma Ortiz, al no tener en casa la posibilidad de darle al mando y ver el certamen, se lleva cada año a su hija Amanda a una habitación de hotel y allí disfrutan como eurofanes. En alguna ocasión también pueden llegar a la reserva de la habiatción otros familiares.

"Es una de sus rarezas, y tiene muchas", han comentado entre risas quienes mejor la conocen, asegurando además ha inculcado el valor y placer de la lectura a su hija y calificándola como "muy simpática y sociable", pero que "no encaja mucho" en su ambiente.

El trabajo y su hija

Estas amistades provienen sobre todo de la escuela donde estudia Amanda, un centro privado internacional que cuesta 800 euros al mes de base, a lo que hay que sumar todo tipo de extras: la comida, el transporte hasta el centro, actividades y clases extraescolares...

"Nos da la sensación de que está muy sola, que le falta la familia cerca, sin duda, y eso que su madre viene a menudo", argumentan las amistades de la cuñada real, quien en realidad se siente más cómoda con sus compañeros de trabajo.

Directora de Relaciones Internacionales de la escuela ESERP, en el centro de Barcelona, a Telma es habitual verla bromeando con ellos tanto a la entrada como a la salida, donde la espera su moto, con la que se mueve por la capital catalana.

La hermana de doña Letizia vive en una estrecha calle muy cerca de dicha escuela, en un edificio con parking incluido. Cuando está rodeada de su grupo de amigos, no tiene reparos en hablar de su vida privada pero sí que es muy celosa de ella para con la prensa.

El pasado y sus relaciones

Estuvo muy pendiente de que los medios no publicasen que mantuvo una relación con el piloto Marc Gené, amén de las ya conocidas: Enrique Martín Llop, el padre de su hija, y Jaime del Burgo, su exmarido.

Y ahora es casi vox populi entre sus conocidos que está saliendo con un compañero de trabajo, un hombre canoso del que desconocen más detalles: "Poco más, de eso ahora suele contar poco, después de tantos batacazos...".

Durante el verano pasa algunos días en Cadaqués, en un complejo residencial de la familia Tous, que entra dentro de su círculo íntimo. Allí, Ortiz Rocasolano, lincenciada en Económicas por la Universidad de Barcelona se dedica a dar paseos en barca y disfrutar de las facilidades de la vivienda.