Pepu Hernández decidió a principios de año dar el salto a la polítíca desde la sociedad civil. Su popularidad, ganada a pulso después de conquistar con los Gasol, Navarro y compañía el Mundial de Baloncesto de Japón de 2006, le hizo acreedor de la confianza del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien le apoyó en las primarias pese a las voces críticas. En el proceso, el exseleccionador se impuso a sus rivales de forma clara con el 64,28% de los votos.

La vida le ha cambiado por completo. ¿Qué le dice la gente ahora por la calle?
Lo que yo estoy percibiendo de la gente que me para por la calle es una ilusión determinada porque no me dice solo que hay un problema en su barrio. La gente me dice que hay que conseguirlo. Me están animando. Para mí eso es una sensación extraordinaria. Todos necesitamos una motivación especial porque la tendencia en Madrid no ha sido bueno y queremos recuperarla.

Desde Juan Barranco (1986-1989) no hay un alcalde socialista. ¿Cómo se recupera al votante perdido?
Madrid nos está esperando desde hace 30 años. Hay gente que me dice que vamos a vencer. Y yo digo que vamos a convencer. ¿Y cómo vamos a convencer? Sobre todo basándonos en la fortaleza del equipo que está basada en la fortaleza del Partido Socialista. Creo que los partidos son los que tienen que gestionar. Y nosotros estamos tratando de hacer un equipo potente que dé solución a todos los problemas que Madrid plantea.

¿Cuáles son sus recetas para equilibrar este Madrid de dos velocidades?
Madrid tiene 21 ciudades dentro de Madrid. Una puede ser de 47.000 habitantes pero hay otras de 248.000 habitantes. Y no tienen los mismos recursos que pueden tener Granada o La Coruña. Tenemos que dotar de capacidad a los distritos. Tenemos que descentralizar para intentar que los recursos lleguen a los distritos y los barrios por igual. Hasta ahora se ha trabajado mucho por el centro y los distritos de dentro de la M-30 pero no ha logrado trasladarse a los demás. Para mí es muy importante que Madrid crezca al mismo nivel, a la misma velocidad.

¿Cómo valora el Gobierno de Ahora Madrid?
Lo valoro como una oportunidad perdida. Ahora Madrid se ha basado en iniciativas socialistas. Las que ha podido llevar a efecto han sido positivas. Ha habido muchas cosas que se han dejado por el camino. El aporte del PSOE ha sido significativo y muy importante. Pero cuando ha habido que repartir las culpas también se las ha llevado el Partido Socialista.

¿Qué opina de la figura de Manuela Carmena?
La figura de la alcaldesa Manuela Carmena no tiene ninguna discusión. Es una persona que tiene una buena imagen y buenas propuestas. Lo que ha faltado es llevarlas a la práctica. La puesta en común ha sido deficitaria.

¿Qué piensa de Madrid Central? ¿Hay que mejorarla o está bien así?
De salida me gusta. Fue iniciativa del Grupo Municipal Socialista. Pero creo que todo es mejorable. Hay que crear una comisión que evalúe qué es lo que Madrid Central necesita en cuestiones medioambientales, de comercio, de convivencia, de turismo, de masificación... Necesita un análisis. Pero a partir de ese análisis lo que hay que hacer es aportar una mejora de tráfico y de la movilidad. Hay 400 calderas que todavía la mayoría están en Madrid Central. La contaminación no solo es por el tráfico, la descarbonización también es necesaria, así como la mejora de los edificios públcos y del parque automovilístico municipal.

¿Está limpia la ciudad?
No, no está limpia la ciudad. Creo que hay unas deficiencias tremendas. Los contratos han resultado ser un fiasco en todos los sentidos. Es muy difícil cambiar los contratos y ahora lo único que se puede hacer es una aportación. Pero en el momento que se puedan cambiar los contratos es imprescindible. Hay un problema tremendo en determinados barrios y distritos. Hay que revisar los contratos cuando se hagan de nuevo porque ahora mismo sería un perjuicio económico importante. Pero por supuesto que hay que complementar también porque no se puede permitir que Madrid siga estando sucio hasta 2021, que es cuando se acaban algunos contratos.

Pepu Hernández

Estamos a la espera de la aprobación definitiva de Madrid Nuevo Norte. ¿Le convence el proyecto?
Algo hay que hacer. No hacer nada no es una opción, está claro. Lo que sí creo es que es mejorable. Primero ya el nombre no me gusta. Me gusta la 'Operación Chamartín' porque yo la transformo inmediatamente en oportunidad Chamartín. Tenemos que volver un poquito al origen. Y el origen es tratar de solucionar una herida que divide Madrid, que son las vías del tren. A partir de ahí, mejorar la estación, cubrir las vías del tren y luego que sea una oportunidad hacia el conjunto de Madrid. Madrid Nuevo Norte es mejorable, debe tener un 50% de vivienda protegida, ahora solo contempla el 40%. Vamos a tratar de sacar el mayor provecho para la ciudad de Madrid porque Madrid necesita reequilibrarse.

Su partido ya ha dicho que va a apoyar este proyecto, que cuenta con el apoyo mayoritario de todos los grupos. ¿No le parece que si no se aprueba se perderá una oportunidad después de 25 años?
Es demasiado tiempo para ponerse de acuerdo. Es muy importante que se pongan de acuerdo las tres administraciones. Pero también es cierto que esto está en Madrid. Es la oportunidad Chamartín. No es cuestión de retrasar. Es simplemente de evaluar. El retraso viene porque dicen que no va a haber una opinión sobre la incidencia de medioambiente por parte de la Comunidad. Simplemente vamos a darnos un poquito más de tiempo para ver si es mejorable para el conjunto de Madrid.

Entiendo que si fuese por usted el PSOE no apoyaría Madrid Nuevo Norte.
Tal y como está planteado creo que no. Creo que debemos mejorarlo porque es mejorable y hay un margen.

La sociedad patrimonial de la que se desvinculó ha generado polémica pese a ser legal. ¿Teme que sus votantes no lo entiendan así desde el punto de vista ético?
No he percibido ingratitud. Eso que quede claro. Sabía que necesitas ofrecer una transparencia al resto de los ciudadanos cuando entras en la función pública. Me siento muy cómodo por cuestiones legales y cuestiones éticas. Fue una cuestión de gestionar un poquito más fácilmente algunas relaciones que yo tenía con esa empresa. En ese aspecto me siento muy tranquilo y creo que los ciudadanos lo entienden de una forma normal. Y sobre todo para aquella época.

A las elecciones se presentarán varios partidos de izquieda. ¿Cree que esto les penaliza?
La sensación de no tener una unidad conjunta de la izquierda y de las opciones progresistas no es buena. Creo que es mala. Pero por otro lado, vamos a dedicarnos a lo nuestro. Somos la izquierda coherente y podemos aportar las soluciones que socialmente y económicamente necesita la ciudad. Por lo tanto, crean en nosotros y apóyennos.

Encuestas recientes dicen que Más Madrid y el PSOE no sumarían para formar gobierno. ¿Apoyaría a Cs para evitar que gobierne la derecha?
En principio yo no pongo barreras. Pongo barreras lógicamente a algunas ideas retrógadas y de división. Y yo quiero una ciudad unida, solidaria, cohesionada. Yo quiero un mejor Madrid no un Más Madrid pero un apoyo de Más Madrid sería interesante. Y por supuesto por qué no vamos a llegar a acuerdos con otros partidos que apoyan también no solo las ideas progresistas sino un cambio en la manera de hacer política. Aislar de alguna manera un peligro como el que tenemos de la ultraderecha sería importante. No somos una ciudad así. No podemos dar esa imagen a Europa.

Entones ni se plantea sentarse con Vox.
Creo que no tendríamos ningún punto de unión.

BIO: Nació en Madrid hace 61 años. Empezó Periodismo, pero abandonó la carrera por su gran pasión: el baloncesto. Como entrenador, su trayectoria ha estado vinculada fundamentalmente al Estudiantes. Con la selección, ganó un Mundial (2006) y fue subcampeón europeo (2007). 

Consulta aquí más noticias de Madrid.