Niños del arca de zoe
Algunos de los 103 niños del Arca de Zoé. (ARCHIVO)

El Gobierno de Chad y Unicef ya han empezado a devolver a sus familias los 103 niños del caso del Arca de Zoé que el año pasado intentó sacar del país aduciendo que eran huérfanos del conflicto en la región sudanesa de Darfur.

Se desconocía el lugar y el nombre de muchos de los padres de los niños

Aunque el anuncio se dio el 7 de marzo, los niños han empezado a regresar ahora debido a que en muchos casos se desconocía el nombre y el lugar de la familia de los niños. De hecho, aún hay niños sin identificar, según informa El Mundo.

Después de celebrar una ceremonia en el orfanato de Abéché, donde los niños vivían desde la detención el 26 de octubre de los seis miembros franceses del Arca de Zoé, 83 de los menores subieron a dos autobuses con destino a Adré, a 150 kilómetros, donde sus familias les están esperando.

En total se trata de 21 niñas y 82 niños de entre 1 y 10 años de edad. Según los resultados de la investigación sobre su identidad llevada a cabo por UNICEF y por la Cruz Roja, los pequeños proceden del este de Chad, en la frontera con Darfur, y tienen familia.

Sus principales responsables fueron juzgados y condenados. Más tarde fueron trasladados a prisiones francesas para cumplir sus condenas.