banda cocaína en maletas
Imagen del juicio a la banda que introduce cocaína en maletas. PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

El cabecilla del grupo acusado de narcotráfico por introducir cocaína en España impregnada en maletas explicó a su contacto en Paraguay cómo debía proceder para impregnar la droga y disimularla con un "potingue" para que oliera "a serpiente".

Así se ha sabido este lunes, en el juicio que se celebra en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo. En este procedimiento se sientan en el banquillo de los acusados Álvaro M.G., considerado el líder del grupo criminal; José Luis O.V. -condenado anteriormente por tráfico de drogas-; Noelia Elisabeth G.M.; Alexandre T.; José A.L. -también con antecedentes por narcotráfico-; Felipe H.B. -igualmente, con antecedentes-; Yolanda M.D.; José Antonio E.B.; y Javier C.Q.

Aunque los principales acusados no han prestado declaración, el tribunal ha tenido oportunidad, a instancia de la Fiscalía, de escuchar algunas grabaciones de llamadas telefónicas entre el cabecilla del grupo, Álvaro M.G., y sus contactos en Colombia y Paraguay.

En una de esas grabaciones, se escucha al acusado dar instrucciones precisas a su socio paraguayo acerca de cómo debía mezclar la droga con alcohol "de 98, de otro no vale", y otras sustancias, para luego impregnarlas en las maletas.

Así, tras explicarle pormenorizadamente cómo hacer el "potingue", le detalló cómo debía pulverizarlo "por dentro y por fuera", secarlo luego con ventiladores, "repetir la operación" y cubrir todo el equipaje luego con "manteca de serpiente". "Tiene que oler a serpiente eso", afirmaba en esa conversación.

Su 'modus operandi'

La Fiscalía acusa a Álvaro, en colaboración con José Luis, de haber concertado el envío de cocaína impregnada en una bolsa de viaje, un bolso de mano y una cartera, que introdujo una ciudadana de Paraguay cuando llegó al aeropuerto de Madrid. La mujer fue recogida en el aeropuerto por otro supuesto integrante de la red, Alexandre, pero ambos fueron detenidos.

Tras esta incautación, señala el Ministerio Público, el cabecilla de la red cambió su 'modus operandi', y contactó con los acusados José y Felipe para que buscasen a una persona -que resultó ser Yolanda M.D.- dispuesta a recibir un paquete postal, con cocaína, en Barcelona.

Álvaro M.G. fue detenido cuando, presuntamente, iba a recoger esa droga de manos de Felipe, y también fue arrestado su acompañante, José Antonio. Del mismo modo, fue detenido Javier C.Q., al que la policía atribuye el papel de 'químico', como encargado de extraer la cocaína de los envíos.

Primera sesión del juicio: no declaran

En la primera sesión del juicio, celebrada este lunes, los principales acusados (Álvaro, José Luis y Javier, alias 'el químico') se han acogido a su derecho a no declarar, mientras que el resto de procesados han negado cualquier vinculación con el tráfico de drogas.

Así, Noelia Elisabeth ha declarado que no sabía que la maleta que traía a España estaba impregnada con cocaína, y que el motivo de su viaje era conseguir un trabajo en un restaurante. En el caso de Yolanda, ha negado ante el tribunal haber dado su dirección o haber recibido ningún paquete.

En las conversaciones telefónicas intervenidas, y que fueron reproducidas en la sala, además de las instrucciones para impregnar las maletas, se puede escuchar al acusado Álvaro M.G. hablar con un contacto en Sudamérica, al que ofrece dos "operaciones": por un lado habla de la captación de cuatro chicas para trabajar en un piso de Madrid ejerciendo la prostitución y, por otro, propone que convenza a las mujeres para que viajen a España con unas maletas (supuestamente impregnadas con droga) que le facilitaría la organización.

"Si convences a una te doy 15 'palos' -15 millones de guaraníes paraguayos, unos 2.000 euros-, y le regalas las maletas, dices que se las regala el patrón. Ella no sabe nada. Yo le explico todo lo laboral para que coja confianza, y tú cómprale ropita para que esté confiada y para hacer el paripé", explicaba el acusado a su interlocutor, a quien también daba instrucciones para que la chica borrase todo rastro de él en su teléfono.

La Fiscalía pide hasta 11 años de cárcel

Las defensas de los acusados han presentado varias cuestiones previas al inicio del juicio, entre ellas, han alegado que la Audiencia Provincial no es competente para juzgar este caso; han pedido la nulidad de las escuchas telefónicas; han cuestionado la cadena de custodia de las pruebas; y otras alegaciones.

El tribunal ha desestimado la cuestión de la competencia, mientras que ha avanzado que el resto de planteamientos se dirimirán "en la sentencia". Por otra parte, y a petición de sus letrados defensores, ha aceptado que tres de los acusados (José Antonio, José Luis y Yolanda) puedan ausentarse el resto de días de juicio, hasta la última jornada, por motivos de salud.

La Fiscalía pide para cada uno de los acusados, por los supuestos delitos de tráfico de drogas e integración en grupo criminal, penas que oscilan entre los 6 años y medio, y los 11 años de cárcel; así como multas que suman casi 2,5 millones de euros. Las defensas, por su parte, han solicitado la libre absolución de todos los procesados.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.