ROSALÍA
Rosalía. EUROPA PRESS - Archivo

Tras el encontronazo en Twitter entre Óscar Puente, alcalde socialista de Valladolid, y la artista catalana Rosalía a raíz de que el primero publicase en la red social el supuesto caché de la cantante (que afirmó que se situaba en torno al medio millón de euros) y esta le desmintiera, el regidor ha tratado de explicar su postura en el programa Espejo Público de Antena 3.

Así, asegura que su decisión de mencionar la cifra que supuestamente pedía Rosalía para tocar en Valladolid se debió a su intención de responder con transparencia a un usuario que le preguntó por qué no contrataban a la artista para las fiestas de la Virgen de San Lorenzo.

Además, defiende la veracidad del dato, asegurando que es lo que el agente de la artista pidió: "Me imagino que [Rosalía] tendrá un precio por su show diferente según el lugar al que acude".Así aclara que no ha desvelado "su caché" sino "lo que ha pedido su representante a Valladolid por tocar en la Plaza Mayor en las fiestas patronales". "No tengo ninguna razón para mentir", ha añadido.

Por otro lado, Puente ha afirmado que no cuestiona si el caché "es mucho, es poco, si es alto, si es bajo, si lo vale o lo deja de valer" sino que se limita a señalar que es "inabordable" para el Ayuntamiento de Valladolid.

Puente ha querido resaltar que Rosalía le parece "fabulosa", y que por ello es por lo que el Ayuntamiento se plantea su contratación.

A continuación, ha pasado a explicar su incomprensión ante la "polémica", y llama a la artista a que, si la cifra no se corresponde con lo que pide, se la comunique "públicamente" al Ayuntamiento porque estarían "encantados de contratarla".

El edil también ha puesto el ejemplo de Dinamarca, país en el que "el caché de los artistas es público", entre otras cosas por las instituciones públicas que pudieran contratarlos.

"Quizá tiene un problema de comunicación con la gente que le lleva los asuntos", dice Puente, y finalmente añade que le sorprende no haber visto un escándalo por haber trascendido la vida privada de Malú y sí por este caso: "En este país parece que saber con quien se acuesta una artista no escandaliza, pero saber lo que cobra sí".