Se cumplen cuatro años de la tragedia aérea de Germanwings
Se cumplen cuatro años de la tragedia aérea de Germanwings Lufthansa / Twitter

Un gran número de personas se han concentrado este domingo en los Alpes franceses para conmemorar el cuarto aniversario del siniestro provocado del avión de Germanwings en el sur de esta región, y que se saldó con la muerte de 150 personas.

Como en años anteriores, numerosos familiares han reunido en las proximidades del lugar donde se produjo la tragedia. Alrededor de 300 familiares de todo el mundo participarán en una ceremonia de recuerdo, según informó a la agencia DPA la aerolínea alemana Lufthansa, empresa matriz de Germanwings.

Las investigaciones llevadas a cabo por las fiscalías francesa y alemana concluyeron que Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo estrelló deliberadamente el avión aprovechando la ausencia momentánea del piloto de la cabina y tras bloquear la puerta de acceso.

Según revelaron investigaciones posteriores, Lubitz sufría diversos trastornos psíquicos y  el día de la tragedia estaba de baja médica, cuestión que había ocultado a sus superiores.

Las víctimas procedían principalmente de Alemania y España. Entre ellas había 16 alumnos y dos profesores del instituto Joseph König de la localidad germana de Haltern. Volvían de un intercambio de estudiantes que habían realizado en España.

La querella colectiva de las familias sigue su curso

Los familiaries de víctimas del accidente aéreo presentaron hace 3 años una querella colectiva contra la escuela de aviación de Lufthansa en Arizona donde obtuvo su título Andreas Lubitz.

Lubitz sufrió una depresión grave durante su formación en este centro estadounidense y sólo pudo concluir sus estudios y recibir su licencia de piloto tras un permiso extraordinario de la escuela.

El pasado enero, los afectados modificaron la querella colectiva para incluir también entre los demandados al grupo Lufthansa, matriz de esa aerolínea de bajo coste, y elevar la cuantía de las compensaciones que pedían, según informaron medios alemanes recogidos por EFE.

Las familias exigen 30.000 euros más por damnificado aparte de los 10.000 que han recibido ya de parte de la compañía aérea y otros 25.000 más en concepto de compensación heredable, de los que ya habían recibido 25.000.