A Lama
Imagen de uno de los accesos a la cárcel de A Lama, en Pontevedra. GOOGLE STREET VIEW

Está considerado como el preso más peligroso de España: Fabrizio Joao Silva fue trasladado hace dos meses desde la cárcel coruñesa de Teixeiro a la pontevedresa de A Lama. Ahora, tras varios cambios de prisión, informa ABC, ha hecho un escrito en el que afirma que no reconoce la autoridad de los funcionarios del centro.

Pese a esta declaración, sus circunstancias no han variado, es decir, que se mantienen las medidas de extrema seguridad para minimizar sus impulsos violentos. Así, Silva no tiene contacto físico ni con los funcionarios ni con los reclusos.

Todo empezó cuando en la cárcel de Córdoba mató a golpes a otro reo. Dos años después, en el penal del Puerto de Santa María agredió a ocho funcionarios, mandando a dos de ellos con heridas graves al hospital.

Fabrizio Joao Silva, de 1,8 metros de altura y 100 kilos de peso, fue enviado a Galicia, primero a Teixeiro y ahora a A Lama. Debido a los antecedentes, este guineano, condenado por asesinar a su novia, está sometido a estrictas medidas de seguridad: la puerta de su celda se abre de manera automática, no se cruza con nadie y la comida se le pasa a través de una puerta metálica.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.