Aunque el principal catalizador de esta dinámica son los costes energéticos, el resto de componentes también muestran una cierta atonía, que coincide con la apreciación de ciertos indicios de desaceleración económica, inda la Confederación en comunicado de prensa.

Y es que, acentúa la CROEM, la inflación de la Región de Murcia continuó en febrero la trayectoria moderada de los meses anteriores. En particular, el Índice de Precios de Consumo (IPC) alcanzó una tasa de variación interanual del 0,6%, idéntica tasa que en el mes de enero y la más baja de las distintas autonomías, donde en promedio se situó en el 1,1%, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

En esta evolución, destacan como grupos más inflacionistas Sanidad (+2,1%), Comunicaciones (+1,4%), Restaurantes y hoteles (+1,4%), y Bebidas alcohólicas y tabaco (+1,2%). En el extremo opuesto, se abaratan Ocio y cultura (-2,1%) y los gastos asociados a Vivienda (-0,2%) como agua, electricidad o gas, mientras se mantienen estables los precios de Menaje (0%). Los demás grupos registran variaciones contenidas.

De hecho, excluyendo del cálculo los elementos más volátiles como alimentos no elaborados y energía, los resultados son igualmente moderados, concluye la Confederación, "pues la denominada inflación subyacente se mantiene en niveles reducidos (+0,4%, una décima menos que en enero) e inferiores a la media nacional (+0,7%)".

Consulta aquí más noticias de Murcia.