'Sintecho'.
Un 'sintecho'. JORGE PARÍS

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España (EAPN) ha comenzado a trasladar sus propuestas a los partidos que concurren a las elecciones generales. La entidad ha presentado este martes un decálogo de metas para la próxima legislatura con las que persigue un "objetivo claro": un pacto de Estado que logre hacer efectivo "el derecho de la población a una vida digna, en paz y seguridad".

En un país con 12,3 millones de ciudadanos en riesgo de pobreza, las propuestas de la EAPN se engloban en tres bloques, con políticas que abarcan todos los ámbitos: reducir esa pobreza, la exclusión social y la desigualdad; invertir en las personas y en el desarrollo económico sostenible, y la protección social como motor de crecimiento inclusivo.

La coalición, que engloba a más de 8.000 organizaciones de acción social, pretende alcanzar cuestiones como rebajar la tasa de personas que actualmente se encuentran en situación de riesgo de pobreza y exclusión del 26,6 al 15%; aumentar las tasas de empleo, especialmente la femenina, de las actuales (65,5% para la población total y 59,6% para las mujeres) hasta la media de la UE (72,2 y 66,5%, respectivamente); erradicar el sinhogarismo, el chabolismo y las infraviviendas, o garantizar la universalidad de la sanidad y el acceso de toda la población.

"No pedimos nada a lo que los gobiernos no se hayan comprometido. Lo que hacemos en determinados casos es concretarlo en medidas", ha apuntado el presidente de EAPN, Carlos Susías, en referencia a los acuerdos suscritos por España, como el Pilar Europeo de Derechos Sociales y la Agenda 2030 de la ONU.

Entre esas medidas concretas se encuentra el establecimiento de una renta mínima estatal, que complemente la que ahora otorga cada Ejecutivo autonómico. "Ninguna comunidad está por debajo de los 300 euros. Proponemos que la renta estatal sea de algo más de 400 y de esta forma estaríamos por encima del umbral de la pobreza", ha comentado Susías, como una forma de dotar de ingresos a los casi 600.000 hogares que actualmente carecen de ellos. En este punto abogan por que las prestaciones sociales no actúen en contra de la incorporación al mercado laboral y se permita dicha incorporación sin penalizaciones, en el caso por ejemplo de los contratos por horas. 

6.000 millones de euros

La entidad ha estimado que el coste de esa iniciativa sería de unos 6.000 millones de euros, "que producirían un retorno y serían un elemento de incentivación económica porque sería dinero que iría al consumo". Susías ha resaltado además que plantean una serie de políticas fiscales y de lucha contra el fraude y la evasión fiscal que promuevan la recaudación.

La Red también defiende una prestación por hijo de cien euros al mes para las familias que estén por debajo de determinados umbrales, "una propuesta más conservadora de la que hay en los países nórdicos, donde en algunos casos es universal, porque aquí siempre se habla de la excusa de la falta de dinero". El Gobierno ha anunciado su intención de incrementar a los 588 euros anuales esa ayuda, actualmente de 24,25 euros para familias que no superan los 7.800 al año. 

La disminución del IVA al tipo reducido del 4% en productos básicos de la cesta familiar; apoyar económicamente el desarrollo de empresas que empleen a personas vulnerables; ampliar la oferta de vivienda pública y social al nivel medio europeo, mediante la construcción, la reorientación de parque desocupado y ayudas masivas al alquiler para los más vulnerables, o desarrollar la telemedicina como otro recurso más para asegurar la atención en zonas rurales, aisladas y a personas con dificultades de movilidad, son otras de las propuestas que recoge el documento.

Reuniones con todos los partidos

La EAPN espera reunirse con todas las formaciones para hacerles llegar este decálogo. Lo ha hecho ya con Podemos y el viernes lo hará con el PP. Preguntado por si tienen la esperanza de que los partidos lleguen a entenderse para alcanzar ese pacto de Estado que reclaman, Susías ha reconocido no ser "iluso" pero no por ello van a dejar de intentarlo. "Dependiendo del Gobierno hará más hincapié en unas cuestiones que en otras, pero de lo que se trata es de que se sigan unas líneas", ha defendido.

"Son más cercanos a nuestras propuestas cuanto más alejados están de gobernar", ha admitido, antes de señalar que "todos lo que han gobernado han hecho algo, pero sin ninguna visión global de cómo afrontar la pobreza". "Nos hemos encontrado con medidas puntuales pero no ha habido una hoja de ruta", ha insistido y ha alertado de que el mensaje de que la generación de empleo es la mejor forma de combatir la situación ya no es válido, como lo demuestra que el más del 30% de las personas empobrecidas tengan trabajo.