Un informe del Observatorio de la Sostenibilidad muestra un dato preocupante: la temperatura media en España en los últimos 50 años ha aumentado 1,6 ºC, el doble de lo que ha aumentado en el resto del mundo.

Este aumento se concentra sobre todo en los núcleos urbanos del este y del interior del país. Donde más ha aumentado la temperatura es en Ciudad Real, con 3,57 ºC por encima de su media y 2 más que en toda España. En el otro extremo tenemos a Salamanca, que es la única capital española en la que la temperatura media ha bajado, si bien menos de un grado.

El Observatorio ha recopilado los datos de estaciones meteorológicas de 52 ciudades españolas. En algunos casos el dato más antiguo es del siglo XIX, como Madrid, pero hasta los 80 no hay datos de todas las capitales.

La solución está en una carrera a contrarreloj a nivel mundial para evitar catástrofes medioambientales irreversibles. Con un objetivo, el de reducir las emisiones contaminantes y hacer un planeta más sostenible, para que las temperaturas no crezcan los 3,2 ºC que se esperan a final de siglo si no se toman las medidas necesarias.