Primera evidencia geológica de un sistema global de acuíferos en Marte
Muestra de rasgos identificados en el fondo de una cuenca marciana. NASA/JPL-CALTECH/MSSS

La nave Mars Express de la ESA ha revelado la primera evidencia geológica de un sistema de antiguos lagos interconectados que alguna vez se encontraban bajo la superficie del Planeta Rojo.

Más concretamente, cinco de los lechos de estos antiguos lagos, ahora revelados en el piso de cráteres, pueden contener minerales cruciales para la vida.

El nuevo estudio revela la extensión del agua subterránea en el antiguo Marte, que antes solo se predecía mediante modelos.

"Marte fue en sus primeros tiempos un mundo acuático, pero a medida que el clima del planeta cambiaba, el agua se retiraba por debajo de la superficie para formar acuíferos", dice el autor principal, Francesco Salese, de la Universidad de Utrecht, Países Bajos.

"Rastreamos esta agua en nuestro estudio, ya que su escala y rol es un tema de debate, y encontramos la primera evidencia geológica de un sistema de agua subterránea en todo el planeta en Marte".

Salese y sus colegas exploraron 24 cráteres cerrados y profundos en el hemisferio norte de Marte, con pisos a unos 4.000 metros por debajo del "nivel del mar" marciano (un nivel que, dada la falta de mares del planeta, se define arbitrariamente en Marte en función de la elevación y la presión atmosférica).

Encontraron características en los pisos de estos cráteres que solo podrían haberse formado en presencia de agua. Muchos cráteres contienen múltiples características, todas a profundidades de 4.000 a 4.500 m, lo que indica que estos cráteres alguna vez contuvieron charcos y flujos de agua que cambiaron y retrocedieron con el tiempo.

Las características incluyen canales grabados en las paredes del cráter, valles excavados por el agua subterránea, deltas oscuros y curvas de nivel que se cree que se formaron a medida que los niveles del agua subían y bajaban, terrazas salpicadas dentro de las paredes del cráter y depósitos de sedimentos en forma de abanico asociados con el flujo de agua.

El nivel del agua se alinea con las líneas costeras propuestas de un supuesto océano marciano que se cree que existió en Marte hace entre tres y cuatro mil millones de años.

Un sistema que se extiende por todo el planeta

"Creemos que este océano pudo haberse conectado a un sistema de lagos subterráneos que se extienden por todo el planeta", agrega el coautor Gian Gabriele Ori, director de la Escuela Internacional de Investigación de Ciencias Planetarias de la Università D'Annunzio, Italia.

"Estos lagos habrían existido hace unos 3.500 millones de años, por lo que pueden haber sido contemporáneos de un océano marciano", añadió en un comunicado.

La historia del agua en Marte es compleja, y está intrínsecamente vinculada a comprender si la vida surgió allí o no, y, de ser así, dónde, cuándo y cómo lo hizo.

Minerales relacionados con la vida

El equipo también detectó signos de minerales en cinco de los cráteres relacionados con el surgimiento de la vida en la Tierra: varias arcillas, carbonatos y silicatos.

El hallazgo agrega peso a la idea de que estas cuencas en Marte alguna vez tuvieron los ingredientes para albergar la vida. Además, fueron las únicas cuencas lo suficientemente profundas para intersectarse con la parte saturada de agua de la corteza de Marte durante largos periodos de tiempo, con evidencia tal vez aún hoy enterrada en los sedimentos.