Desafío Artico 2017
Desafío Artico 2017 EUROPA PRESS/ DESAFÍO ÁRTICO - Archivo

El océano Ártico podría quedar libre de hielo en verano en algún momento entre 2030 y 2050 si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando debido a la combinación de una fase de calentamiento natural a largo plazo en el Pacífico tropical con el calentamiento global provocado por el ser humano.

Ésta es la conclusión principal de un estudio realizado por James Screen, profesor asociado de ciencias del clima en la Universidad de Exeter (Reino Unido), y Clara Deser, del Centro Nacional para Investigación Atmosférica (Estados Unidos), en un estudio publicado en la revista 'Geophysical Research Letters', de la Unión Geofísica Americana.

Los modelos climáticos predicen que el cambio climático hará que el Ártico esté casi libre de hielo marino durante el verano a mediados de este siglo, salvo que se las emisiones humanas de gases de efecto invernadero se reduzcan en gran medida.

Sin embargo, un examen más detenido de los ciclos de temperatura a largo plazo en el Pacífico tropical apunta hacia un Ártico sin hielo en septiembre, el mes con menos hielo marino, antes de estos pronósticos. "La trayectoria es hacia la ausencia de hielo en el verano, pero no se sabe cuándo ocurrirá", apunta Screen, autor principal del estudio.

Hay diferentes modelos climáticos utilizados por los investigadores para predecir cuándo ocurrirá el primer septiembre ártico sin hielo. La mayoría de los modelos proyectan que habrá menos de un millón de kilómetros cuadrados de hielo marino a mediados de este siglo, pero las proyecciones de cuándo ocurrirá varían en un invervalo de 20 años debido a las fluctuaciones naturales del clima.

El modelo climático utilizado en el nuevo estudio predice un verano ártico sin hielo en algún momento entre 2030 y 2050 si siguen incrementándose los gases de efecto invernadero. Al contar con una fase de calentamiento a largo plazo en el Pacífico tropical, la nueva investigación muestra que es más probable que ocurra un Ártico sin hielo más cerca de 2030 que de 2050.

Cambios de temperatura

Las temperaturas del Pacífico varían de un mes a otro y de un año a otro, pero los procesos oceánicos de evolución lenta causan cambios térmicos a largo plazo que duran entre 10 y 30 años. Este fenómeno, conocido como Oscilación Interdecadal del Pacífico (IPO, por sus siglas en inglés), supone un cambio de alrededor de 0,5ºC en la temperatura de la superficie del océano en los trópicos durante ese ciclo de una a tres décadas.

Hace unos cinco años, el Pacífico comenzó a pasar de la fase fría a la fase cálida de la IPO. Screen y Deser trazaron predicciones de cuándo ocurriría un Ártico sin hielo a través de experimentos modelo en los que la Oscilación Interdecadal del Pacífico se movía en la misma dirección que el mundo real y los compararon con las predicciones en las que la IPO se estaba moviendo en la dirección opuesta, es decir, pasar de una fase cálida a otra fría.

Encontraron predicciones que estaban en sincronía con las condiciones reales y mostraron un Ártico temprano sin hielo, en un promedio de siete años, en comparación con las predicciones que estaban fuera de sintonía con la realidad.

El cambio climático causado por el hombre es la razón principal de la pérdida de hielo marino, por lo que el momento del primer verano sin hielo también dependerá considerablemente de si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando o se reducen. Los nuevos resultados sugieren que es más probable que haya un septiembre sin hielo dentro de 20 años.