Isabel Pantoja compró su chalé a una empresa investigada por blanqueo de dinero

  • Pagó más de tres millones de euros a una compañía de Gibraltar.
  • Según Interviú, la empresa radicaba en realidad en República Dominicana y estaba controlada por Carlos Sánchez, imputado en el 'caso Malaya'.
Isabel Pantoja, de nuevo bajo sospecha.
Isabel Pantoja, de nuevo bajo sospecha.
ARCHIVO
La cantante Isabel Pantoja y sus posesiones vuelven a estar en el punto de mira. Y es que, según publica la revista Interviú,
su chalé "Mi gitana" de Marbella fue comprado por algo más de tres millones de euros a una empresa radicada en República Dominicana, investigada por blanqueo de dinero y controlada por Carlos Sánchez, imputado en el 'caso Malaya'.

Según explica la revista 'Interviú', los auténticos beneficiarios de esta venta, rubricada en 2004, se ocultaron tras varias sociedades anónimas con el paraíso fiscal de Gibraltar como telón de fondo.

Allí, en el Peñón, fue donde las investigaciones policiales de la 'Operación Malaya' tuvieron que pararse, ya que una empresa con nombre británico, Stoneseed Holdings Ltd., era la última pieza visible de la posible trama. Y después de eso, nada.

Sin embargo, según la publicación, esta operación de compra-venta es mucho más compleja de lo que aparentaba, ya que lleva hasta el Caribe, a una empresa en República Dominicana que está siendo investigada (tanto por sus fuerzas de seguridad como por las españolas) por lavado de dinero.

El principal beneficiario de la venta de "Mi gitana'" es el empresario granadino Carlos Sánchez, considerado el mentor empresarial de Juan Antonio Roca e imputado en la 'Operación Malaya'. Fue él quien contactó con el ex alcalde marbellí y pareja de la tonadillera, Julián Muñoz, para realizar negocios con el chalé y dada su amistad, permitió que el ex edil y su novia vivieran en su futuro hogar antes de que se formalizaran los contratos.

Fue esa decisión la que hizo sospechar a la policía, ya que en este periodo en el que aún no se había firmado nada, Sánchez impuso por escrito un alquiler a la pareja de 1.800 euros, un precio muy por debajo de las ofertas de la zona y que, según un socio del granadino, nunca llegaron a pagar.

Las fuerzas de seguridad conocían bien esta forma de actuar, ya que había sido la misma que había llevado a cabo Roca cuando adquirió algunas propiedades en Marbella. Finalmente, y después de construir un estudio de grabación privado en la propiedad, Pantoja formalizó la compra mediante una de sus sociedades, desembolsando el precio de la mansión en un banco suizo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento