A casi dos meses de las generales del 28 de abril, el Congreso ya está de precampaña y así ha quedado demostrado este miércoles en una sesión de control en la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a aprobar unos "Presupuestos sociales" si sigue en La Moncloa y PP , Podemos y Cs le han atacado por su gestión de la economía, por su negociación con los independentistas o por hacer "recortes por la puerta de atrás".

Hasta ha salido a colación el ya famoso colchón que, según afirma en su biografía, fue la primera decisión que tomó Sánchez cuando llegó a La Moncloa, renovarlo y pintar su dormitorio. "Le recomendamos que vaya tomando la última [decisión]. Empaquete el colchón, porque va a salir de La Moncloa en dos meses", le ha recomendado el presidente del PP, Pablo Casado, en su turno de palabra.

"Qué nivel, señor Casado", ha replicado Sánchez, que ha reprochado a Casado "el insulto y la mentira como proyecto político. Tiene la lengua muy larga del insulto y las patas muy cortas de la mentira".

El presidente ha respondido este miércoles a las preguntas de Casado, del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero. En principio, las tres se interesaban por su balance de sus ocho meses en el Gobierno. En la práctica, como suele ser habitual, han servido para que la oposición critique las decisiones de Sánchez, algo a lo que este miércoles de precampaña también se ha apuntado Podemos con más crudeza de lo habitual en el que ha sido el socio más estable que ha tenido Sánchez.

PP y Ciudadanos han reprochado a Sánchez su gestión de la crisis en Cataluña y ambos han sugerido cesiones y que volverá a pactar con los independentistas, algo que el presidente no ha aclarado, por segundo día consecutivo después de su intervención este martes en el Senado. En lugar de contestar, Sánchez les ha recordado su foto de la concentración de Colón.

Podemos, por su parte, ha abandonado este miércoles su condición de socio preferente del Gobierno para reprochar a Sánchez que gobierne "exactamente igual" que el PP, con quien la formación morada está segura de que pactará tras el 28-A "si es necesario". La alternativa, por tanto, es votar a Podemos, ha defendido Montero.

Pago por anticipado a los independentistas

"El balance de su Gobierno es que nadie hizo tanto daño a los españoles como usted", le ha lanzado Casado, que ha acusado a Sánchez de "pagar por anticipado" a los independentistas "y como le hemos pillado al final tiene que convocar elecciones". Si no, "hubiera aceptado la mesa de partidos", ha dicho el líder del PP en una intervención en la que también ha censurado la política económica del Gobierno de Sánchez, su política migratoria o una política social de subida de pensiones y de sueldo de funcionarios que, ha dicho, "son del PP".

También unos Presupuestos que "no acepta ni la Comisión Europea ni el FMI, el malogrado acuerdo sobre Gibraltar por el Brexit" o que vaya a Cuba a ver a un "dictador" y "no haga nada con el dictador de Venezuela".

Como un poco más tarde ha hecho con Rivera, Sánchez ha replicado a Casado con la concentración de Colón, donde PP y Ciudadanos se manifestaron junto a Vox "contra el Gobierno legítimo de España". Allí se hicieron "esa foto del bloque de la corrupción", ha dicho.

"Usted no está hablando de Cataluña, está dibujando una España en la que solamente caben usted y los que piensan como usted y nosotros defendemos una España en la caben todos", ha dicho Sánchez.

Recortes por la puerta de atrás

Montero le ha recordado que llegó al Gobierno "a pesar de usted", con una moción de censura "que presentaron sin creer que podía salir adelante" y que prosperó gracias a los esfuerzos de Podemos, que, desde entonces, ha dicho Montero, "le hemos arrancado cambios muy por encima de sus posibilidades".

La portavoz de Podemos ha reprochado a Sánchez "la ruptura total del diálogo en Cataluña" que "han traído los recortes por la puerta de atrás a este país", porque, según ha dicho Montero, Moncloa ha dado orden para que los ministerios no gasten más del 50% de su presupuestos, "lo mismo que hizo [el exministro de Hacienda, Cristóbal] Montor hace unos años".

"Gobiernan igual que el señor Montoro y el PP", ha dicho Montero a Sánchez, de quien ha dicho que "todo el mundo en este país sabe que usted va a volver a pactar con estos señores si lo llega a necesitar". "Es evidente que no son de fiar".

Por segundo día consecutivo, Sánchez ha optado por responder de una forma amable a unos ataques por parte de Podemos que ha considerado fruto de la precampaña electoral dándoles las gracias por su "apoyo" al Gobierno.

Ya lo hizo este martes en el Senado, ante la portavoz de Podemos allí, Pilar Garrido. Este miércoles, ha replicado a Montero que "es evidente que estamos en campaña electoral y el planteamiento que hace ha sido más de cara a la campaña que lo que ha pasado en los últimos ocho meses". "Nosotros agradecemos mucho el apoyo que ha dado Unidos Podemos a este Gobierno, me hubiera gustado que lo hubieran hecho otras formaciones".

El presidente ha añadido una petición para Unidos Podemos, para que "reflexionen sobre lo que han hecho ayer" y vuelvan a la reunión del pacto de Toledo para intentar llegar a un acuerdo sobre pensiones.

Igual que "se equivocaron" no apoyando el decreto de la vivienda y el alquiler, Sánchez ha apuntado que Unidos Podemos ha cometido "un error bloqueando el Pacto de Toledo y no pudiendo llegar a un acuerdo".

Diálogo en Cataluña

De la misma manera que Sánchez ha reiterado este miércoles su respuesta a los ataques de Podemos, el presidente se ha negado a responder si volverá a sentarse a la mesa de negociación con los independentistas catalanes. Este martes es lo preguntó en el Senado Joaquim Ayats, de ERC.

Este miércoles lo ha hecho Rivera, que ha preguntado a Sánchez "si está dispuesto a negociar con el señor Torra, Rufián y Puigdemont con una mesa con un mediador y 21 puntos inaceptables para la democracia", "sí o no". También, si "indultará a los golpistas catalanes".

En lugar de contestar, Sánchez le ha recordado que esa no era la pregunta que estaba registrada en el orden del día, de la que ha criticado su "cuestionable redacción gramatical".

A partir de ahí, el presidente ha reprochado a Rivera que quiera hacer un cordón sanitario "nada menos que al PSOE", autor de leyes sobre el matrimonio homosexual, el aborto que "lideró el final del terrorismo en el País Vasco".

"Después de la concentración de Colón, usted se puede tener un armario lleno de chaquetas. El domingo [de la concentración] usted dejó la chaqueta de supuesto liberal y se puso una que huele a naftalina, la de la derecha", ha espetado al líder de Ciudadanos.

Pero Rivera no ha olvidado su pregunta. "No contesta porque no puede contestar, porque necesita a estos señores de arriba para ser presidente con los que han dado un golpe de Estado", ha dicho señalando a las bancadas de ERC y PdeCAT.

"Yo sí, me comprometo a no sentarme en una mesa fuera de la Constitución, a no aceptar 21 puntos que son una vergüenza para España" ni a "nunca indultar a los que han dado un golpe de Estado", ha concluido.

Momento Calvo-Montserrat

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, también ha contestado a la portavoz del PP, Dolors Montserrat, que se ha preguntado por saber "¿cuándo se dio cuenta de que los independentistas le iban a pedir la independencia?".

"El mismo día que usted, el 1 de octubre de 2017, estaban ustedes en el Gobierno y consintieron un referendum ilegal", ha respondido Calvo.