Señales de prohibición en Madrid Central
Dos agentes de la Policía Municipal conversan con un peatón al lado de una de las señales de advertencia de Madrid Central. JORGE PARÍS

Los vecinos del centro de la capital están empezando a ceder de forma gratuita a los comercios de la zona los pases mensuales que les concede el Ayuntamiento de Madrid para entrar en coche por el hecho de estar empadronados. Así lo ha puesto de manifiesto este lunes en un comunicado la Plataforma de Afectados por Madrid Central, la gran área de prioridad residencial para el distrito Centro.

Este colectivo, que agrupa a centenares de comerciantes, hosteleros y transportistas, entre otros, ha decidido hacer público y agradecer de paso el gesto de apoyo que están teniendo con ellos las personas residentes para volver a reclamar al Consistorio de Manuela Carmena que garantice el acceso de los trabajadores y autónomos a sus puestos de trabajo.

En concreto, la plataforma ha solicitado un número de pases de acceso suficiente para cubrir la actividad de las pymes y revisar el calendario para renovar las flotas de transporte y mercancías. En la actualidad, los negocios que se encuentran dentro del área de Madrid Central tienen derecho a diez pases de acceso puntual cada mes frente a las veinte invitaciones de las que gozan las personas empadronadas mayores de 16 años. Estos vehículos invitados pueden estacionar en la zona SER durante dos horas como máximo o en un aparcamiento sin límite de tiempo. Es decir, que una vivienda en la que residan dos personas de más de 16 años dispone de hasta 40 invitaciones cada mes.

Para más inri, el Ayuntamiento envió por error a unos 8.800 menores códigos de acceso a Madrid Central, lo que daría derecho a esa vivienda a disponer de 20 invitaciones más, según El Mundo.

La iniciativa de algunos vecinos llega como reacción a la denuncia que hizo esta plataforma la semana sobre la aparición de un mercado negro de venta de permisos para acceder a Madrid Central en el que el tráfico ilegal de empadronamientos alcanza los 200 euros y los pases diarios se cotizan a 20 euros.

Sobre este tema, el Ayuntamiento ha descartado la existencia de un mercado clandestino de pases y empadronamiento, recordando que "si alguien tiene conocimiento de algún caso así puede ponerlo en conocimiento de la policía o del Área de Medio Ambiente para investigarlo" porque "los falsos empadronadamientos son contrarios a la normativa general".

"Más allá de que siempre pueda haber alguien que tire de picaresca, no se puede hablar de mercado negro con los pases de acceso a Madrid Central", han indicado fuentes municipales del Área de Medio Ambiente y Movilidad.

Las mismas fuentes han explicado que "los trámites de Madrid Central están yendo con normalidad y no hay ningún caso de cesión de pases contrastado", y recordaron que "el Ayuntamiento está haciendo un seguimiento de Madrid Central para garantizar un correcto funcionamiento".

Madrid Central es una medida impulsada por el Ayuntamiento para mejorar la calidad del aire en la ciudad. Entró en funcionamiento el pasado 30 de noviembre, y, a grandes rasgos y sin entrar en las excepciones, restringe la entrada al distrito Centro a los vehículos de personas que no sean residentes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.