El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha pedido este lunes colaboración ciudadana para detener a los autores del medio centenar de incendios registrados en Cantabria durante el fin de semana.

El jefe del Ejecutivo ha confirmado que, hasta el momento, son dos las personas que han sido detenidas en relación al fuego y están a la espera de pasar a disposición judicial.

"Los vecinos tienen que ser los principales policías, hay que denunciar a los pirómanos; la solidaridad no es ocultar a quien sabemos que es un pirómano, sino denunciarlo porque cada vez que se quema un hayedo o un robledal es una catástrofe", ha explicado el presidente cántabro en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press.

En este sentido ha recordado que la Guardia Civil ha podido detener a uno de los presuntos pirómanos por la denuncia de los vecinos y el segundo era ya una de las personas sospechosas.

Revilla ha explicado que aún es pronto para cuantificiar el número de hectáreas quemadas, aunque estima que la superficie arrasada por el fuego será inferior a las 15.000 hectáreas que ardieron en el año 2015. Asimismo, considera una buena noticia que el fuego se haya localizado en zonas altas afectando a monte bajo sin incidencia en monte autóctono.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.