Felipe VI: "Queda mucho por hacer para que España y Marruecos se conozcan mejor"

El rey Felipe VI y la reina Letizia, en Rabat.
El rey Felipe VI y la reina Letizia, en Rabat.
EFE/ Juanjo Martín
Felipe VI y Letizia se han trasladado al Mausoleo Mohamed V, donde Su Majestad el Rey ha depositado una corona frente a las tumbas de los Reyes Mohamed V y Hassan II, guardando un minuto de recogimiento. A continuación, Letizia se ha trasladado a la 'Escuela de la Segunda Oportunidad' (Escuela de Circo Shemsy) donde, acompañada por la Princesa Lalla Meryem, ha visitado la Escuela y ha mantenido un encuentro con niños y jóvenes en acogida y reinserción. En el encuentro, la reina ha asistido a un espectáculo a cargo de los alumnos del centro. A última hora de la mañana, en la Residencia de la Embajada de España, los Reyes han recibido a una representación de escritores marroquíes en lengua española. Durante la audiencia, el director de la RAE ha entregado la credencial como académico correspondiente de la Real Academia Española al profesor Hossain Bouzineb.

El rey Felipe VI aseguró este jueves que a pesar de la cercanía geográfica y de las "excelentes relaciones" bilaterales, todavía "queda mucho por hacer para que España y Marruecos se conozcan mejor y trabajen más juntos" con el convencimiento de que de esa manera pueden "ganar mucho".

La recepción con los españoles residentes en Marruecos, celebrada en la Biblioteca Nacional en Rabat, puso el punto final a la visita de Estado de dos días de los Reyes al país vecino. Don Felipe y doña Letizia saludaron a los más de 400 invitados, entre los que también estaban el exatleta marroquí Hichan El-Gerrouj, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en 2004, y la académica Hayat Kara.

En su segundo discurso de la visita de Estado, el rey agradeció a la comunidad española residente en el país vecino proyectar "una imagen cercana de España, como gran nación moderna, democrática, plural, solidaria y abierta".

También por contribuir con su trabajo a la modernización y desarrollo de Marruecos, al que calificó como un país "vecino y amigo". No obstante, a pesar de "la cercanía geográfica, del pasado histórico común y de las excelentes relaciones", el jefe del Estado consideró que hay margen para una mayor amistad. Animó a los nacionales residentes en el país magrebí a "tender nuevos puentes de amistad y entendimiento".

Como en su discurso en la inauguración del Consejo Económico Marruecos-España, don Felipe destacó la eficaz colaboración bilateral en la lucha contra el terrorismo y las mafias de la inmigración irregular, "cuyos flujos han crecido mucho, generando, por desgracia, tanto sufrimiento y pérdidas de vidas humanas".

Una realidad, añadió, que "exige redoblar los esfuerzos de cooperación, contando con el apoyo de la UE, para cumplir la responsabilidad compartida con la vida y los derechos de tantas personas". Desde la Biblioteca Nacional, los reyes van a desplazarse al aeropuerto de Rabat para regresar a Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento