Los autopsia practicada al cuerpo hallado descuartizado en un congelador el pasado jueves en Alcalá de Henares (Madrid) ha confirmado que corresponde al de Daría, la joven de 22 años y origen ruso, que mantenía una relación con Manuel M.A., de 42 años y que fue detenido por el crimen. La mujer murió después de recibir dos puñaladas en la espalda.

Fuentes policiales han indicado a Efe que la autopsia finalizó ayer tras dos días de distintos análisis a los restos. Antes no fue posible realizarla dado el estado de congelación del cuerpo desmembrado, descubierto por la Policía dentro de un arcón congelador en una habitación del número 3 de la calle de Camino de Santiago de Alcalá.

Fuentes cercanas a la investigación han indicado que todo apunta a que la mujer fue asesinada hace más de un año, y los resultados de la autopsia se han remitido al juzgado de violencia sobre la mujer encargado del caso al tratarse de un crimen machista.

El juzgado de instrucción número 2 de Alcalá de Henares, en funciones de guardia de detenidos, decretó el sábado la prisión comunicada y sin fianza Manuel M. A., como presunto responsable de la muerte y descuartizamiento de la joven. Tanto ante la policía tras su detención ni como ante la juez, el acusado se acogió a su derecho a no declarar.

Murió de dos puñaladas en la espalda

La autopsia también ha desvelado que murió de dos puñaladas por la espalda, han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación.

La investigación comenzó cuando una mujer (madre de la fallecida) denunció el pasado 30 de diciembre de 2018 la desaparición de su hija, española de 22 años, de la que no sabía nada desde octubre de 2017.

La Policía de Alcalá de Henares comenzó entonces con un trabajo "muy dificultoso", preguntando en el entorno de la desaparecida, a familiares y amigos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.