La Policía Nacional ha detenido este viernes de madrugada a un hombre de 42 años tras hallar este jueves por la tarde el cadáver descuartizado de su pareja, una joven de 22 años, en un arcón congelador en una vivienda de Alcalá de Henares, en Madrid.

El detenido era pareja sentimental de la víctima, cuya desaparición había denunciado su madre el pasado mes de diciembre, si bien su familia no sabía nada de ella desde septiembre de 2017, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Fue este jueves por la tarde cuando los agentes descubrieron el cadáver descuartizado de la joven en un arcón congelador en el interior de una habitación, cerrada con llave, que el detenido y la víctima tenían alquilada en el número 3 de la calle Camino de Santiago, en el municipio madrileño.

Así lo ha explicado este viernes a los medios de comunicación el propietario del inmueble, que residía junto a sus inquilinos en la misma vivienda y que, según ha dicho, se enteró de todo esta mañana. "Yo tenía alquilada una habitación a estas personas, cerrada con una llave, y yo ahí no he entrado nunca; cuando uno alquila una habitación el propietario no entra a ver qué hay", ha señalado el dueño de la casa, un antiguo local habilitado como vivienda.

"Aquí estuvo ayer (por este jueves) la Policía con un montón de despliegue, me pidieron colaboración, que abriera la puerta y que fuera discreto", ha indicado el propietario del inmueble tras señalar que no sospechó de la ausencia de la chica y que el detenido parecía "una persona normal y corriente".

Según ha informado a Efe Pablo Ferrero, encargado del bar que el detenido solía frecuentar -a pocos metros de la casa-, se trata de una persona "solitaria pero sociable".

El presunto asesino trabajaba como camarero y es natural de Jaén, ha indicado Ferrero a Efe, quien ha señalado que cuando en el bar le preguntaron por la ausencia de la joven, el presunto asesino afirmó "que lo habían dejado y que (ella) se había marchado a Madrid".

La madre denunció su desaparición un año después del crimen

La madre de la víctima denunció su desaparición el pasado 30 de diciembre tras intentar ponerse en contacto con ella en repetidas ocasiones, si bien no mantenía contacto habitual desde septiembre de 2017, han informado a Efe fuentes de la investigación. Según consta en la denuncia, la joven, nacida en diciembre de 1996, era de origen ruso y adoptada como sus otras dos hermanas, también rusas.

Horas después del hallazgo, sobre las 4.30 horas de este viernes, la Policía ha detenido en Alcalá de Henares al presunto autor de lo que todo apunta a que se trata de un crimen machista. De confirmarse como caso de violencia machista serían ocho las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de 2019, si bien la autopsia deberá determinar la fecha de su asesinato para contabilizar esta muerte en este año o el anterior. Según Antena 3, la joven murió el 5 de diciembre de 2017, por lo que habría que sumarla a las estadísticas de ese año, cuando fueron asesinadas 51 mujeres por violencia de género.

Desde 2003, primer año del que hay estadísticas oficiales, han sido asesinadas 983 mujeres. Los niños muertos por la violencia machista se incluyeron en 2013, y desde entonces han sido asesinados 27 menores y 225 han quedado huérfanos. El número de atención a las víctimas de violencia de género es el 016. No deja rastro en la factura del teléfono, aunque debe eliminarse del registro de llamadas.

  • Consulte aquí más noticias de Sucesos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.