Los representantes del sector del taxi han abandonado esta mañana la reunión del Comité Madrileño del Transporte por Carretera convocada por la Consejería de Transportes pocos minutos después de su inicio, al considerar que este órgano no satisfará "lo que demandaba el colectivo" y que la Comunidad de Madrid vuelve a "tomar el pelo" a los taxistas.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha explicado al salir del encuentro que la mesa de trabajo constituida en el marco del Comité "es inoperante y no vinculante", por lo que "las decisiones que se tomen no tienen ningún valor" y la concreción de una nueva regulación para los vehículos de transporte con conductor (VTC) "se puede dilatar meses o años".

Un "lavado de imagen" de la Comunidad

A juicio de Sanz, la convocatoria del Comité responde a una operación de "lavado de imagen" del Ejecutivo autonómico, ya que considera que este "ha quedado en evidencia" después de que la reciente huelga de los taxistas madrileños, que acabó el pasado martes tras dieciséis días de paros, acabara sin que la Comunidad atendiera a ninguna de las peticiones del sector.

"Si de verdad tienen alguna necesidad de lavar su imagen, nosotros no vamos a participar en su foto de familia", ha apostillado Sanz, que ha declarado que los políticos a cargo de la Comunidad están "caducos" y "amortizados" y solo buscan "una jubilación tranquila con algún buen cargo donde gocen de haber prestado estos favores.

El presidente de la Federación ha reprochado al presidente regional, Ángel Garrido, que en su día se comprometiera a promover una "regulación 'exprés'" para los VTC y ahora impulse "esta mesa de trabajo que se puede eternizar".

"Una verdadera burla"

Sobre la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, Sanz ha apuntado: "A veces uno pierde la referencia y no sabe si está hablando con la consejera o si está hablando con el representante de los VTC".

El presidente de la Asociación Gremial del Autotaxi de Madrid, Miguel Ángel Leal, ha apuntado que es "una verdadera burla" que, "después de dieciséis días presentando propuestas" por parte de los taxistas, ahora la Comunidad les invite a realizar aportaciones en la reforma del Reglamento del Taxi que ha prometido promulgar próximamente.

Una norma que "tiene que estar en la calle ya", ha reclamado Leal, mientras que Sanz ha protestado: "Cuando vas a pedir regulación para los VTC y te ofrecen el cambio en la regulación del taxi está muy claro que eso es una artimaña".

Críticas de Garrido y de las VTC: "Un error más"

El presidente de Madrid, Ángel Garrido, ha opinado este lunes que el abandono del Comité Madrileño del Transporte por Carretera por parte de los representantes de los taxistas es "un error más" de los dirigentes del sector.

Garrido ha señalado que el abandono del Comité Madrileño del Transporte por Carretera es "un error más", que "no es de los taxistas, sino de sus representantes". A su juicio, "hacen mal" en abandonar una reunión, donde se puede debatir con el Ayuntamiento de la capital, con la Comunidad y con los vehículos de transporte con conductor (VTC) el futuro del transporte.

"Lo que hay que hacer en las reuniones, si no te gusta lo que se propone es poner propuestas distintas sobre la mesa" para dialogar y hablar sobre ellas, ha indicado el presidente madrileño.

Por su parte, el presidente de Unauto, la patronal de los vehículos de transporte con conductor (VTC), Eduardo Martín, ha declarado este lunes que el colectivo del taxi "nunca debería pedir una regulación para otro sector" y le ha llamado a "mejorar" y "ser más competitivo para el beneficio de todos los ciudadanos".

En declaraciones a la prensa, Martín ha asegurado que el "problema principal" del taxi es que sus reivindicaciones conllevarían la "erradicación" de los VTC en las grandes ciudades, para así "quedarse solo y que el ciudadano no tenga ninguna alternativa".

Consulta aquí más noticias de Madrid.