El departamento vasco de Cultura ha acusado este miércoles al PP de "decir medias verdades" y "falsear datos" en el caso del Museo Balenciaga, después de que ese partido haya dado a conocer parte de un estudio que desvela que varias piezas del modisto fueron regaladas a
esposas de ediles guipuzcoanos del PNV.

El parlamentario vasco del PP Borja Sémper ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa parte de este informe realizado por la conservadora de la Fundación Miren Arzalluz, en el que también se advierte de la desaparición de varias láminas con dibujos originales de Balenciaga y de algunas prendas parte de las cuales son propiedad de la colección del Gobierno Vasco.

Falsean los datos, no se sabe muy bien si aprovechando que estamos en tiempos electorales

Sémper ha denunciado que, pese a que el Gobierno Vasco aseguró la semana pasada que nunca había sido informado de irregularidades de este tipo, la consejera de Cultura, Miren Azkarate, sí conocía la existencia del informe, porque se habló de él en la reunión de la Fundación Balenciaga del 18 de enero a la que ella asistió como invitada.

Ante esta denuncia pública, la consejería de Cultura del Gobierno Vasco ha emitido una nota en la que critica la actitud del PP, al que ha reprochado que, en vez de "actuar con responsabilidad" en este caso para "intentar solucionar los problemas", haya optado por "dar ruedas de prensa", "decir medias verdades" y "falsear los datos, no se sabe muy bien si aprovechando que estamos en tiempos electorales, o con otros fines".

Confidencialidad

El departamento dirigido por Miren Azkarate admite que la consejera asistió como invitada a la reunión del Patronato de la Fundación Balenciaga celebrado el 18 de enero, en la que representantes de este organismo "hablaron de que podían faltar algunas piezas de los fondos propiedad o en depósito, entre ellos alguno propiedad del Gobierno Vasco".

Recuerda que en este encuentro se pidió "la mayor discreción y confidencialidad", porque "esta cuestión se encuentra en manos del fiscal jefe de Guipúzcoa", y que se había solicitado un informe que aún "no se había concluido".