Las dos vías de Venezuela: convocatoria de elecciones o represión

Juan Guaidó, en el momento de dirigirse a la multitud.
Juan Guaidó, en el momento de dirigirse a la multitud.
EFE

El pulso a Nicolás Maduro es más intenso que nunca por parte de la oposición. Dos semanas después de que el líder chavista iniciara su segundo mandato, el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino de Venezuela, elevando así las tensiones en el país. Ese movimiento, respaldado por Estados Unidos, Canadá y buena parte de los países iberoamericanos (salvo México) abre una nueva etapa.

Guaidó, considerado el delfín de Leopoldo López, ha desafiado al chavismo respaldado por los miles de personas que se manifestaron estos días en las calles de Caracas. En frente, Maduro avisa de que responderá y desde Miraflores (sede del Gobierno) el mensaje es de resistencia.

El Ejecutivo de Maduro está afrontando el que quizás sea el momento de mayor presión por parte de los opositores. Hay que recordar que, además, Guaidó ha recibido el apoyo de la OEA, organismo del que Venezuela solicitó su salida en 2017 y tendría que ser efectiva este mismo año. De momento, en palabras de la organización, "el reloj se ha parado". ¿Cuáles son los escenarios posibles a partir de ahora?

El papel del Ejército

Es el eje fundamental para el futuro de Venezuela. "Hasta el momento ha sido el garante del régimen de Maduro, y él es en lo que se apoya", explica a 20minutos Carlos Malamud, investigador principal de Elcano. Pero la clave no está tanto en ese movimiento de los chavistas, sino en "cómo va a reaccionar el Ejército".

Tanto Malamud, como Anna Ayuso, investigadora del CIDOB, argumentan que "los altos mandos están del lado de Maduro", pero eso no está tan claro con las bases. "Veremos si los soldados rasos son capaces de ir contra su pueblo", cuenta el experto. Ayuso va más allá. "Ahora mismo la oposición no cuenta con una fuerza comparable, pero hay algunos sectores" que se alinearian con Guaidó "si lo vieran como un buen líder".

Nuevas elecciones

Es el objetivo primero de Juan Guaidó como presidente transitorio. Se acoge al artículo 233 de la Constitución venezolana, y tendría que convocar elecciones en el plazo de un mes. Pero hacerlo de forma unilateral sería arriesgado. Carlos Malamud aclara: "Es necesario un acuerdo entre el chavismo y la oposición para la celebración de las presidenciales". Si no se alcanza ese pacto, "el proceso y por tanto los resultados no darían ningún tipo de seguridad".

Siguientes pasos de la oposición

Venezuela vive un choque de legitimidades. "Es una situación atípica", coinciden los analistas, y Malamud añade que "no puede durar mucho tiempo". Anna Ayuso, por su parte, cree que el error de la oposición puede ser generar "expectativas muy altas", y apunta a la necesidad de organización. "No sé hasta qué punto todo esto está preparado, pero parece que al único al que ha pillado por sorpresa es a Maduro", sentencia. En este sentido, las próximas 72 horas definirán el devenir.

Importancia de la mediación internacional

En un escenario tan abierto, entra en juego la mediación internacional. "Solo una mediación efectiva hará posible el acuerdo entre los bandos", cuenta Carlos Malamud, que además da importancia al hecho de que los sectores "más dialogantes" asuman el liderazgo de las conversaciones. No es tan optimista Ayuso. "Da la sensación de que el paso dado por Guaidó estaba pactado", sostiene.

Por eso, el resto de países tendrán que asumir la etiqueta de "protectores". Por eso, se tornarán importantes los pasos que pueda dar la Unión Europea a la hora de legitimar la decisión de Guaidó. Solo así su jugada podrá salir bien.

El liderazgo de Guaidó

Y es que el propio Juan Guaidó ha asumido un riesgo que otros intentaron antes. Pero para Malamud, juega con una ventaja que no tenía, por ejemplo, Leopoldo López en su momento. "Ha conseguido generar cierta división en el chavismo, y eso es algo que hasta ahora no había ocurrido", comenta. Nicolás Maduro recibe presiones tanto desde el exterior como desde dentro del país, y eso puede dar aire a Guaidó.

Ayuso cree que el líder opositor "está recluido en alguna embajada" para evitar ser encarcelado. "El Gobierno ya ha avisado de que le tiene preparada una celda", aclara. "Va a tener problemas", pero el apoyo de otros países "le puede sostener".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento