49º reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. LAURENT GUILLIERON/EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mantenido este lunes las perspectivas de crecimiento para la economía española, cifrada en un 2,2% para 2019 y un 1,9% para 2020, frente a la desaceleración de la zona euroa, para la que prevé un crecimiento del 1,6% este año, tres décimas menos de lo esperado en octubre.

Tras presentar el informe de Perspectivas Económicas Globales en el Foro Económico Mundial — que se celebra en Davos (Suiza)—, el director adjunto del Departamento de Investigación del Fondo, Gian Maria Milesi-Ferreti, dijo que España "lo está haciendo bien en general".

"Es una buena noticia ver que la economía española sigue creciendo por encima de 2%, a pesar de que el resto de la zona Euro se desacelera", apuntó Milesi-Ferreti.

Según el documento presentado, Alemania ve recortada su previsión de crecimiento en seis décimas —al 1,3% este año—, Italia crecerá cuatro décimas menos de lo anunciado tres meses atrás —hasta el 0.6%—, y Francia reducirá una décima de crecimiento — 1,5 %—.

De este modo, España continúa liderando el crecimiento entre las cuatro grandes economías de la Unión Europea. Y en este sentido, Milesi-Ferreti destacó que "la economía española se sigue ajustando a las consecuencias de la crisis", especialmente con el "alto desempleo" aún existente.

"Intenta reducir su deuda pública, un esfuerzo que debe continuar; tiene una superávit en cuenta corriente, lo que ayuda a reducir su deuda externa, todo lo cual con el tiempo hará a la economía española más resistente", agregó el director adjunto.

Por otro lado, el informe presentado este lunes revela que el recorte de previsiones para Alemania se debe al menor consumo privado, a una frágil producción industrial y a una "demanda externa contenida". La reducción de Italia es consecuencia a la "débil" demanda doméstica y a los mayores costes de financiación, dado que la prima de riesgo "sigue elevada". Por su parte, la leve rebaja a Francia es debida al "impacto negativo de las protestas callejereas y la actividad industrial".