Un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial ha emergido en la playa francesa de Wissant, cerca de Calais, Francia, informa la BBC. Se trata de un UC-61 que fue abandonado en el mes de julio del año 1917. En la década de los 30, quedó enterrado por las arenas de la playa.

Ahora, los movimientos de la arena han provocado que cuando la marea está baja, el submarino sea perfectamente visible y visitable por los vecinos de la localidad de Wissant. En concreto, desde diciembre se puede ver de cerca.

El alcalde de Wissant, Bernard Bracq, advierte de que es posible que el barco vuelva a desaparecer, porque las arenas pueden volver a cubrirlo, aunque puede que ocurra lo contrario: que quede aún más descubierto.

"Los vecinos saben desde siempre que en la playa había un submarino enterrado y de hecho de vez en cuando aparece alguna pieza, pero es la primera vez que se ve tanto", dice Vincent Schmitt, un guía turístico local.

El barco, que contaba con 26 marinos alemanes que se rindieron a las autoridades francesas, hundió al menos 11 buques aliados durante la guerra.