La sonda espacial de la NASA New Horizons ha sobrevolado con éxito Ultima Thule, el objeto celeste más lejano que la humanidad ha explorado hasta ahora, situado en el cinturón de Kuiper, a unos 6.500 millones de kilómetros de distancia del Sol.

"¡Confirmado! New Horizons ha sobrevolado el objeto celeste más distante jamás visitado por una nave espacial. ¡Felicidades al equipo!", dijo el jefe de la NASA, Jim Bridenstine, en su cuenta oficial de Twitter. Bridenstine celebró que la agencia espacial estadounidense, junto a sus colaboradores en esta misión, la Universidad Johns Hopkins y el Instituto de Investigación Southwest, "han vuelto a hacer historia otra vez"

Antes de esta misión, el equipo liderado por el científico Alan Stern, del Instituto de Investigación Southwest, sopesó la idea de que Ultima Thule fuese la unión de dos objetos planetarios distintos. Sin embargo, el científico de la Universidad Johns Hopkins, Hal Weaver, ha asegurado que se trata de un solo asteroide con una forma similar a un cacahuete o un bolo, después de ver las últimas imágenes de Ultima Thule, aún de muy baja resolución.

"Eso es bastante común entre los cuerpos celestes pequeños del Sistema Solar", aclaró Weaver en una rueda de prensa convocada tras recibir la primera señal de New Horizons. Según Weaver, esta forma explicaría otro misterio de este lejano cuerpo celeste: sus variaciones de brillo. Por su parte, Stern aclaró en la rueda de prensa que las imágenes pancromáticas de más alta resolución "no llegarán hasta febrero, aproximadamente".

Ultima Thule es, por el momento y según las primeras imágenes mostradas en la rueda de prensa, solo una mancha pixelada en blanco brillante con movimiento sobre un fondo negro, pero que, de todas maneras, fueron acogidas con aplausos por los presentes.

Sin embargo, "en los próximos días, mañana, pasado, tendremos imágenes totalmente diferentes. Ultima Thule será un mundo increíble, totalmente diferente del que veis ahora. Podremos ver muchos detalles de la superficie", aseguró Chirs Hersman, ingeniero de sistemas de la misión. Setern, líder de la misión, aprovechó para felicitar la labor de todos los integrantes del equipo de New Horizons, cuya tarea calificó de excelente.

"El equipo de New Horizons hace que parezca fácil. No lo es. Este equipo pasó tres años y medio trabajando duro para que esto sucediera. Y por lo que podemos ver, obtuvieron una puntuación del 100 %", dijo Stern, que anunció que empezarán a escribir el primer artículo científico sobre la misión esta misma semana.

La sonda ya exploró Plutón

El nombre de este objeto celeste fue escogido por el público en una convocatoria de la NASA para nombrar al objeto conocido hasta ese momento como 2014 MU69. Ultima Thule es un término de origen griego utilizado por geógrafos romanos y medievales para indicar un lugar "situado más allá del mundo conocido".

Según la NASA, la sonda New Horizons, que ya inspeccionó Plutón en 2015, realizará fotografías en alta resolución de Ultima Thule durante 72 horas a 3.500 kilómetros de distancia, con el objetivo de reconocer su superfice y su composición. Además, la sonda podrá determinar si Ultima Thule está compuesta por más objetos celestes o si tiene atmósfera.

Ultima Thule está situado en el cinturón de Kuiper, una de las regiones más remotas del Sistema Solar cuyo nombre procede del astrónomo que predijo su existencia en la década de los años cincuenta, Gerard Kuiper. La nave New Horizons estuvo seis meses de hibernación hasta el pasado mes de junio, cuando retomó el trayecto hasta este objeto celeste de unos 30 kilómetros de diámetro.

La información que recabe esta sonda espacial de la NASA ayudará a entender mejor la formación del Sistema Solar y cómo se construyeron los planetas.