Hipotecas
El euríbor sigue al alza y se espera que vuelva a estar en positivo. ARCHIVO

Todo era alegrías cuando tocaba la revisión de la hipoteca estos años pasados. El euríbor iba bajando hasta situarse en negativo y siempre bajaba la cuota a pagar. Pero lo bueno no suele durar demasiado en la casa del hipotecado. El euríbor no ha parado de subir en los últimos meses y se acerca al terreno positivo. La media del índice de referencia hipotecario cerró noviembre en el -0,146% por el -0,189% del mismo mes del año pasado.

La traducción práctica, por ahora, es que las hipotecas volverán a subir, aunque de momento muy poco. Una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años que se revisa en diciembre sólo subirá dos euros de cuota y si te toca revisarla en los próximos meses puedes prepararte para pequeñas subidas similares.

Pero los expertos prevén que el euríbor siga subiendo e incluso se ponga en positivo a lo largo del próximo año. En este escenario, ¿puede ser una buena idea adelantarse y amortizar parte de la hipoteca antes de que suba más el euríbor? La respuesta dependerá de cuánto pagas de cuota, cuántos años te quedan por pagar, si estás o no deduciendo o de tu perfil como inversor.

La gran decisión es si amortizas reduciendo cuota o plazo. Para que puedas saber qué te compensa más en tu caso particular, puedes utilizar este simulador.

¿Vas a amortizar parte de tu hipoteca? Calcula qué es mejor, reducir cuota o plazo.:

La pregunta clave es si necesitarás ese dinero a corto plazo. El euríbor va a subir en 2019, pero lo hará poco a poco, por lo que la cuota de tu hipoteca no se va a disparar todavía. Si estabas pensando en destinar una buena parte del colchón que es tu dinero en cuenta a amortizar, quizá te compense esperar.

Hay otros aspectos clave en la decisión:

El plazo de la hipoteca. Como norma general, cuantos más años por pagar, más fácil será que compense amortizar.

La deducción por vivienda. Si compraste tu casa antes de 2013 y estás desgravando por ella, podrás obtener un rendimiento del 15% por todo lo que aportes de más hasta un máximo de 9.040 euros o 18.080 euros si tienes pareja y hacéis la declaración individual. Hay pocos productos que puedan ofrecerte una rentabilidad del 15% a un año y puede ser un gran reclamo. Sin embargo, piensa que ese dinero 'desparecerá' una vez amortices la hipoteca, no te seguirá dando rendimientos. Con una rentabilidad del 7,2%, en 10 años habrás duplicado ese mismo dinero.

En cualquier caso, la decisión final dependerá de tu situación.