Agentes de la Guardia Civil detuvieron este martes a Bernardo Montoya, un vecino de El Campillo (Huelva) dentro de la investigación del crimen de Laura Luelmo, la profesora de 26 años desaparecida la semana pasada y cuyo cadáver fue hallado este lunes, semidesnudo y semioculto en unos matorrales junto a un barranco a escasos kilómetros de su casa.

El detenido es Bernardo M. N., de 50 años, hermano gemelo de un primer sospechoso. Vivía enfrente de la víctima, la observaba, y tenía antecedentes por violencia contra las mujeres. La joven profesora de instituto ya había advertido en conversación telefónica a su novio de la existencia de un varón que la observaba, que sacaba una silla a la puerta de su vivienda y la miraba de una forma extraña y que no le gustaba nada

En las últimas horas se habló de que este vecino podría ser Luciano M. N., pero se descartó porque el día de la desaparición de Luelmo estaba interno en la prisión de Ocaña (Toledo). Después se dijo que podría, entonces, tratarse de su hermano gemelo, Bernardo M. N.

Tiene antecedentes

Este último también cuenta con antecedentes, entre otras cosas, por haber matado en 1995 a una mujer de 81 años en Cortegana (Huelva), pero estaba en libertad cuando desapareció la joven. En concreto, el hombre había salido de la prisión hace dos meses, en octubre, después de cumplir dos condenas seguidas que sumaban más de 20 años. 

Cumplió 17 años y nueve meses por el asesinato de la anciana, a la que mató seccionándole la carótida y la yugular porque iba a declarar en su contra en un juicio por lesiones. La defensa pidió la libre absolución del acusado aduciendo que se encontraba bajo los efectos del síndrome de abstinencia, por su adicción a la heroína y la cocaína, en el momento del suceso, circunstancia que fue tenida en cuenta como atenuante.

Después fue condenado otra vez, en este caso por dos robos con violencia, a dos años y diez meses de prisión. Los investigadores le han detenido "tras un movimiento sospechoso" y precisan, no obstante, que no hay pruebas definitivas de su implicación en la muerte de la joven profesora. En concreto, porque habría abandonado el pueblo en mitad de las investigaciones.

Trató de huir a pie cuando era seguido por la Guardia Civil

La detención se ha precipitado una vez iniciado los registros en las viviendas tanto del detenido como de la víctima, en la calle Córdoba del municipio de El Campillo. El vehículo del sospechoso estaba siendo perseguido por la Guardia Civil y al darse cuenta el conductor ha intentado huir a pie y escapar "campo a través".

El arrestado se encuentra en las dependencias de la Guardia Civil en Valverde del Camino, a la espera de que sea interrogado y, posteriormente, pase a disposición de la jueza instructora de esta localidad onubense, que ha decretado el secreto de sumario y el lunes a las 18.40 horas ordenó el levantamiento del cadáver. La ley fija un máximo de 48 horas antes de que Bernardo M. N. pase a disposición de la jueza.