El actor Mark Wahlberg
El actor Mark Wahlberg en el estreno de la película All the Money in the World. GTRES

Mark Wahlberg es un hombre ocupado: actor de éxito, padre de cuatro hijos y empresario, que incluye ser socio de la cadena de restaurantes Wahlburgers y propietario de un concesionario de automóviles en Columbus, Ohio.

Pero como cofundador de la compañía de suplementos de entrenamiento Performance Inspired, no es de extrañar que, a menudo, comparta sus entrenamientos en Instagram.

Y su rutina es impresionante: se levanta a las 2:30 a.m. para someterse a un entrenamiento de hora y media que comienza antes de las 4 a.m. ¿Sería capaz Wahlberg de somerterse a los entrenamientos de Chris Hemsworth y viceversa?

Ver esta publicación en Instagram

Had to recover these last two days and now ready to hit it hard once again. #recovertoperformbetter @performinspired @drchristophervincent

Una publicación compartida de Mark Wahlberg (@markwahlberg) el10 Sep, 2018 a las 5:33 PDT

La estrella, de 46 años, publicó en Instagram un storie de cómo es su entreno, hora por hora.

2:30 a.m .: despertar

2:45 a.m. rezar

3:15 a.m .: desayuno.  "Empiezo con avena de acero, mantequilla de maní, arándanos y huevos", explica. "Luego tomo un batido de proteínas, tres hamburguesas de pavo y cinco piezas de batata", prosigue.

3:40 a 5:15 a.m .: ejercicio.

5:30 a.m .: comida post-entrenamiento

Ver esta publicación en Instagram

New challenge begins Jan 1st. Make sure you guys get your performance inspired products @performinspired Always inspiring to be better. #penguinpickup

Una publicación compartida de Mark Wahlberg (@markwahlberg) el8 Dic, 2018 a las 5:09 PST

También entra en detalles sobre todo lo que come durante un día: A las 8 h toma aproximadamente 10 albóndigas de pavo. A las 10:30, come una ensalada de pollo a la parrilla con dos huevos duros, aceitunas, aguacate, pepino, tomate y lechuga. Y luego, a la 13 h almuerza un bistec con pimientos verdes. A las 15:30 ha comido pollo a la parrilla y entre 17:30 y 18 h bacalao o lubina.

Después de sus entrenamientos, Wahlberg recibe una sesión de crioterapia en una cámara en la que se conserva a 150 grados bajo cero. Gracias al frío elimina la inflamación y mejora el sueño.