Brexit
Manifestación a favor del 'brexit' en Londres. WILL OLIVER / EPA / EFE

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, ha pedido este lunes a la primera ministra británica, Theresa May, que someta a votación su acuerdo del brexit en el Parlamento esta semana y la acusó de someter al país a una "crisis nacional". Además, ha amenazado con presentar una moción de censura en contra de la gestión de la premier, aunque esa moción solo buscaría reprobar a May y no cambiar el Gobierno.

Corbyn responde así a los planes anunciados por May de llevar el acuerdo del brexit a la Cámara de los Comunes en la semana del 14 de enero de 2019.

El líder del Partido Laborista, en una intervención en la Cámara de los Comunes, sostuvo que "la única vía" para forzar una votación esta semana, antes del receso navideño, es plantear "de inmediato" una moción contra la líder conservadora. Este tipo de moción dirigida a título personal no provocaría, si fuera aprobada, la caída del Gobierno, sino que se percibe más bien cómo una táctica para erosionar la reputación y la autoridad de May, según informa Efe.

El presidente de los Comunes, John Bercow, dijo que "tenía en cuenta" la declaración de Corbyn, pero no precisó cuándo podría tener lugar el debate y voto de la moción.

Al defender la medida, el líder socialdemócrata adujo que "es inaceptable" que la primera ministra suspendiera la votación del acuerdo para la salida de la Unión Europea prevista para el pasado 11 de diciembre, y que ahora se niegue a celebrarla esta semana.

Contenido de la moción

Por su parte, Corbyn argumentó que la moción opositora es "la única manera" que se le ocurre para provocar una votación esta semana, y adelantó su contenido.

La moción, sobre la que deberán pronunciarse los diputados, dice: "Que esta cámara no confía en la primera ministra debido a que no ha permitido que la Cámara de los Comunes pueda celebrar de inmediato una votación sobre el acuerdo de retirada y el marco para la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea".

Tal como están las cosas, parece improbable que el Parlamento apruebe esta moción, ya que es difícil que la mayoría conservadora y sus socios parlamentarios del DUP norirlandés respalden un texto que en principio, según los expertos en protocolo parlamentario, solo tendría el efecto de abochornar a May. 

"No hay excusas"

Corbyn instó a la premier a "dejar de perder el tiempo", después de que esta anunciara que esa votación se realizará la semana del 14 de enero.

"No hay excusa para retrasarlo más. Hay que votar ya para que podamos salir de esta desastrosa situación", manifestó el político en la Cámara de los Comunes.

Para Corbyn, el Reino Unido se enfrenta a una situación "sin precedentes", y acusó a la jefa de Gobierno de "ocultar la realidad" de que no ha conseguido "ningún progreso" en el Consejo Europeo en el que participó la pasada semana en Bruselas.

"La Unión Europea ha sido categórica en que no renegociará el acuerdo", recordó, y, por ello, consideró que el Parlamento debe "votar ya" para después poder considerar "las alternativas realistas".

"No hay un razonamiento lógico para justificar este retraso en la votación", insistió, al tiempo que recordó que el propio gabinete de la primera ministra se encuentra "dividido".

"Sin autoridad"

"Tenemos un acuerdo inaceptable sobre la mesa. No hay renegociaciones y la primera ministra no cuenta con el apoyo de su Gabinete", aseveró.

El tono de las críticas de Corbyn a May fue en aumento y el laborista llegó a acusar a May de haber "perdido su autoridad" y de estar al mando del Ejecutivo "más caótico de la historia moderna del Reino Unido".

El líder opositor recordó además que el Gobierno actual ha sido el primero en ser acusado de desacato al Parlamento por desobedecer el mandato que le dio la Cámara para publicar el acuerdo legal del brexit en su totalidad.

Para Corbyn, el país está "ansioso" y la situación de incertidumbre está ya perjudicando a las empresas.