Tokio
Imagen de edificios en Tokio, capital de Japón. Hide1228 / WIKIPEDIA

Japón tiene un problema: le sobran casas. El país más industrializado de Asia se enfrenta a una circunstancia imprevista que está obligando a tomar medidas soprendentes: las autoridades están regalando viviendas.

Un reportaje de la CNN explica que ya hace cinco años había 61 millones de casas en Japón pero solo 52 millones de hogares, y la tendencia no ha dejado de crecer, según datos del Japan Policy Forum.

Se estima que en el año 2065, la población de Japón sea de 88 millones de personas, frente a los 127 millones actuales. Además, la gente joven abandona las zonas rurales para irse a trabajar y vivir en las ciudades, por lo que están proliferando los pueblos llenos de casas vacías. Se calcula que en el año 2040, 900 pueblos y aldeas japoneses ya no existirán.

Así las cosas, el Gobierno ha creado un organismo para repoblar estas zonas, y la solución es regalar casas. Los programas no solo están abiertos a japoneses, sino también a extranjeros que quieran establecerse en el país del sol naciente.

Hay, además, algunas variantes. CNN cita el caso de la localidad de Okutama, que subvenciona las reparaciones de las casas de los nuevos propietarios y paga a los propietarios de casas vacías para que renuncien a ellas.

Para optar a una de estas casas gratuitas hay que tener menos de 40 años o ser pareja con al menos un hijo menor de 18 y una pareja menor de 50. Además, tienen que comprometerse a establecerse de forma permanente.